Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La flota europea exige a Bruselas una cuota unilateral para aguas de Svalbard

Los armadores comunitarios instan a Von der Leyen que se posicione ante Oslo y a que tome una decisión antes de que expire el cupo provisional

El “Monte Meixueiro”, en Vigo el año pasado. RICARDO GROBAS

La patronal europea Europêche y la Asociación Europea de Pesca del Atlántico Norte (Enafa) se aliaron para enviar una misiva a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, para reclamar que Bruselas se posicione ante la postura de Noruega en la pesquería de bacalao del Mar de Barents y que proceda a asignar de forma “unilateral” una cuota de bacalao para la flota comunitaria. El sector quiere recuperar las 5.000 toneladas expoliadas desde diciembre de 2020, por lo que piden un total de 24.600 toneladas.

La asociación responde así a la postura intransigente de Oslo, a la que también afean su relación con Rusia en la gestión de la pesca de bacalao en el mar de Barents pese a la guerra en Ucrania, tal y como publicó este medio. “El bacalao ruso desembarcado, procesado y vendido en Noruega puede seguir exportándose como producto noruego a la UE”, recordó el presidente de Europêche, el español Javier Garat.

En la carta enviada a la presidenta del Ejecutivo comunitario, la patronal denunció que “una vez más”, Noruega se ha apropiado “ilegalmente de la cuota de bacalao de la UE” y que debido a esa actuación Bruselas tuvo que asignar una cuota provisional de bacalao de 4.500 toneladas para los buques europeos que caduca a finales de marzo.

Javier Garat R. Grobas

Por eso, Europêche pide que “ante la falta de avances reales en las negociaciones bilaterales entre ambas partes, se decida por una asignación unilateral del importe íntegro que históricamente corresponde a la flota de la UE (19.636 toneladas), más 4.964 toneladas de bacalao que Noruega debe desde 2021”. Para ello, ambas asociaciones pesqueras requieren que la decisión sea tomada antes de que expire el cupo provisional el próximo 31 de marzo.

“Somos muy conscientes de que esta sería una decisión que Noruega no apreciaría, pero también creemos firmemente que es la única manera de enviar una señal efectiva de resolución”, apuntaron Europêche y Enafa ante Von der Leyen, a la que recordaron también que la cantidad de cuota retenida a la UE por parte de Noruega solo representa el 1% del total del total admisible de capturas (TAC) de bacalao establecido en el Mar de Barents, y el 0,5% de la cuota disponible para Noruega. De hecho, el grueso de esta cuota se la reparten casi por igual Oslo y Moscú, cuyos buques siguen operando sin problemas en los puertos noruegos y, como anunciaron desde el Gobierno del país nórdico, así seguirá siendo pese a la guerra en Ucrania.

Compartir el artículo

stats