Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cerco luso y gallego planean certificar la sardina que capturan para aumentar ventas

Buscan acceder al sello azul MSC | En España solo lo tiene la flota del Golfo de Vizcaya, ahora en suspensión

La flota de cerco viguesa, amarrada en O Berbés, con un barco saliendo a faenar al fondo. | // MARTA G. BREA

La certificación de pesquerías es una herramienta que demuestra la buena salud de una especie y la captura responsable de la misma por parte de una flota concreta. Con ello, se da un incremento de los precios ante la demanda, cada vez más, de productos sostenibles en los lineales de los supermercados. Con esto en mente, la flota del cerco de Portugal, representada en Anopcerco, y la gallega, de Acerga, están uniendo sus fuerzas para acceder al sello azul del Marine Stewardship Council (MSC). “Es algo que abriría nuevos mercados y pensamos que podría subir el precio en origen. Es una buena idea, no tenemos duda”, destaca el portavoz de la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia, Andrés García.

La idea parte desde el cerco luso. La Associação Nacional das Organizações de Produtores da Pesca do Cerco, dirigida por Umberto Jorge, quiere aprovechar la recuperación de la especie en estos últimos dos años (lo que posibilitó el aumento de cuota para ambos países) para volver a acceder al sello MSC, que en su día tuvieron y acabaron perdiendo en 2015 por el declive de la especie en el caladero.

Un barco de cerco de Vigo pescando sardina. J.M.S.

Las dos partes tuvieron una reunión a comienzos de año, poco después del último informe del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES, en inglés), que valoraba positivamente la recuperación de la sardina ibérica. “Están muy interesados y desde luego nosotros también lo veríamos con buenos ojos”, comenta Andrés García.

“Abriría nuevos mercados y podría subir el precio”,
apunta Acerga

La parte lusa de esta iniciativa “exporta mucho a EE UU”, sobre todo a través de las conserveras y de las empresas que se dedican al congelado. La certificación les otorgaría un estatus muy apreciado en aquel mercado. De hecho, ayer mismo MSC compartió un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) que señala que nueve de cada diez consumidores consideran útil que los productos tengan información medioambiental como la que recoge el sello o que para el 63% de los encuestados esto es un criterio a tomar en cuenta a la hora de la compra.

Puerto de Cornualles con la flota que puede certificar la sardina capturada. MSC

Por parte de la flota gallega (Acerga representa a 117 de los 150 buques de este segmento de flota en Galicia), el sello podría abrir nuevos mercados y, con ello, subir el precio en origen. “Por el momento se comentó en junta directiva y estamos de acuerdo. A partir de aquí veremos cómo van saliendo las cosas”, insiste el portavoz de la asociación, que recuerda que están en un paso muy inicial.

Nueve de cada 10 consumidores consideran útil que los productos tengan información medioambiental

En tres zonas del mundo

El sello de MSC para la sardina solo existe actualmente en tres partes del mundo. Por un lado, en una pesquería al sur de Australia, cerca de la ciudad de Adelaida; por otro, en el Golfo de California, por parte de 36 barcos mexicanos. La tercera pata está en Europa, con Reino Unido al frente. La flota de bajura de Cornwall (Cornualles) puede certificar la especie desde 2010.

En el caso de España, las capturas de esta especie también están certificada desde 2017, aunque en la actualidad ese sello está en suspensión. En concreto, se trata de una flota de 58 cerqueros del Golfo de Vizcaya que capturan la especie junto a otros 20 barcos franceses. El certificado lleva dos años suspendido a raíz de un informe del ICES que cambió la manera de evaluar el stock y que ahora requiere un acuerdo de gestión entre los dos países.

Anopcerco y Acerga quieren ser los siguientes. Para ello, deberán pasar por un proceso de adaptación a los estándares en los que se basa MSC, un proceso que lleva varios meses.

Compartir el artículo

stats