Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Reducir el IVA del pescado a partir de primavera? Bruselas abre una puerta

Puestos de venta de pescado y marisco en un mercado de Pontevedra. | GUSTAVO SANTOS

La industria pesquera española lleva años reclamando a las autoridades españolas la aplicación de un IVA superreducido para el pescado para que, entre otras cuestiones, se solvente la paulatina caída del consumo. La posición oficial del Gobierno, sin embargo, es la negativa constante, escudándose en que tanto los Estados miembros como la propia Comisión Europea “han asumido un compromiso para limitar la aplicación de los tipos reducidos y para no incluir nuevas categorías de bienes y servicios que puedan disfrutar de una tributación reducida”. Sin embargo, parece que no todas las voces que llegan desde Bruselas apuntan en la misma dirección. Si ya el año pasado el Parlamento Europeo había defendido la rebaja a cero del IVA sobre los productos pesqueros, ahora es la propia CE la que deja una puerta abierta de par en par. En una respuesta parlamentaria al eurodiputado gallego Francisco Millán Mon, el comisario de Economía Paolo Gentiloni avanzó que la reforma de la Directiva sobre el IVA, que lleva años tramitándose, deja en manos de los países la “posibilidad de aplicar un tipo del IVA del 0%” a productos como los alimenticios. La adopción formal de esta normativa está prevista para primavera.

El socialista italiano respondió así al europarlamentario del PP en una consulta realizada ante la disparidad del gravamen sobre los productos del mar en los distintos países comunitarios. En su pregunta, Millán Mon recordaba la Estrategia De la granja a la mesa, en la que la CE defiende aplicar un IVA a los productos según sus beneficios sobre la salud e, incluso, está a favor de reducir el impuesto al 0% para los considerados más beneficiosos para el ser humano, como el pescado.

El eurodiputado preguntaba a la CE sobre la “diversidad de legislaciones nacionales en materia de tributación indirecta de los productos del mar” y sobre si “sería conveniente” que este tipo de IVA “fuese lo más bajo posible en todos los Estados miembros”.

Lo que dice el Gobierno central

“La CE ha venido manteniendo en distintos informes la necesidad de que España eleve los tipos de gravamen y amplíe la base del tributo, a fin de buscar el alineamiento de nuestro país con el resto de socios europeos (...) Debe recordarse que los Estados miembros y la CE han asumido un compromiso para limitar la aplicación de los tipos reducidos y para no incluir nuevas categorías de bienes y servicios que puedan disfrutar de una tributación reducida”.

Lo que dice el comisario de Economía

“En el 2018, la CE presentó una propuesta de reforma de los tipos del IVA (...). Tras más de tres años de negociaciones, en el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros celebrado el 7 de diciembre de 2021, los Estados miembros acordaron la orientación general sobre esta propuesta (...), cuya adopción formal está prevista para la primavera de 2022 (...). Cabe señalar que, según la orientación general, los Estados miembros tienen la posibilidad de aplicar un tipo del IVA del 0% a las entregas de bienes y servicios que se considere que cubren necesidades básicas, como los productos alimenticios”.

La respuesta de Gentiloni, con fecha de ayer, supone un comienzo de año con un nuevo capítulo en el culebrón en el que se ha convertido esta ya histórica reclamación por parte de la industria, tanto del sector transformador como el extractivo. El socialista recordó que “en el 2018 la Comisión presentó una propuesta de reforma de los tipos del IVA” y que le pasado 7 de diciembre el Consejo de Asuntos Económicos y Financieros (Ecofin) “los Estados miembros acordaron la orientación general sobre esta propuesta”.

"La decisión de aplicar tipos reducidos seguirá quedando a discreción de cada Estado miembro"

decoration

“Cabe señalar que, según la orientación general, los Estados miembros tienen la posibilidad de aplicar un tipo del IVA del 0% a las entregas de bienes y servicios que se considere que cubren necesidades básicas, como los productos alimenticios”, comentó el comisario de Economía, que explicó que una vez adoptada “la decisión de aplicar tipos reducidos seguirá quedando a discreción de cada Estado miembro”.

Gentiloni concretó que la “adopción formal” de esta reforma de la directiva “está prevista para la primavera de 2022”, por lo que será a partir de entonces cuando los países puedan aplicar un tipo reducido a productos como el pescado. Una nueva arma para la industria que, como recordaba la patronal Conxemar en la recta final del pasado año, “los millones que las arcas de Hacienda dejarían de ingresar por la rebaja del 10% al 4% en el IVA del pescado, se verían sobradamente compensados con la caída del gasto sanitario atribuido a enfermedades relacionadas con una mala alimentación”.

Compartir el artículo

stats