Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las vendedurías de Acerga despegan: concentran un cuarto de la comercialización de las especies principales del cerco

Un buque de cerco entrando en O Berbés, donde amarra el resto de la flota de la ría. ALBA VILLAR

Las vendedurías lanzadas por la flota de cerco que opera de forma conjunta en Galicia mantienen la buena senda desde su lanzamiento. Pese a la alarmante falta de jurel y la consiguiente caída de capturas, la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga) logró mantener una facturación similar en los dos puntos de venta lanzados en Vigo y A Coruña antes del estallido pandemia. El pescado capturado por los 117 buques que forman parte de esta organización de productores (de los 150 que hay en la comunidad) alcanzó un valor de 12,5 millones de euros. De este valor total el 90% correspondió a las cuatro especies principales para el sector cerquero gallego: sardina, jurel, caballa y anchoa. De hecho, las dos vendedurías acumulan un cuarto del total del valor de primera venta que alcanza este pescado en las lonjas de la comunidad, representando 11,2 millones de euros. “Si duda es una buena noticia”, celebran desde Acerga.

Una de las máximas que se está planteando desde las administraciones, en especial con el recorte gradual de las cuotas y los altibajos anuales de las mismas, es la de “pescar bien para vender mejor”. Con este como uno de los objetivos en mente, Acerga pasó de ser una asociación creada en 2013 para intentar sacar el máximo partido a los cupos asignados a los barcos asociados para reconvertirse en una OPP, es decir, una organización de productores pesqueros (en concreto, la OPP-82).

Además de adentrarse en el mundo de la promoción de sus capturas o la realización de campañas a través de internet y puntos concretos de la geografía gallega, los planes de producción y comercialización de Acerga crecieron cada año para sacar el máximo partido a las cajas de pescado de sus barcos, lo que los llevó a decidir la apertura de sus propias vendedurías.

Los puntos de venta subastaron una veintena de especies

decoration

Primero en A Coruña y más tarde en Vigo, los puntos de venta propios de la asociación comenzaron como proyectos piloto que, poco a poco, se van consolidando. Según el último balance, al que ha tenido acceso FARO, los barcos de Acerga capturaron 27.201 toneladas de jurel, sardina, caballa y anchoa. De ellas, más de un tercio (el 36%) se vendieron a través de sus vendedurías, es decir, 9.800 toneladas.

Sin embargo, sumando todas las capturas que hace esta flota (son una veintena de especies, como boga, sargo o cabalón), la cifra total alcanza las 10.571 toneladas, cuyo valor final fue de 12,5 millones. En cuanto a los precios medios, y respecto al conjunto de las lonjas gallegas, el valor en las vendedurías de Acerga fue mayor en el caso de caballa (1,22 euros el kilo) y jurel (1,13), pero menor en el del bocarte (1,48) y sardina (1,10).

La flota gallega del cerco se encuentra en la actualidad casi parada, con la mayoría de los armadores aprovechando para la puesta a punto de las embarcaciones de cara a la próxima campaña. En el caso de la flota de la ría de Vigo, la mayoría empezarán a finales de este primer trimestre del año.

Compartir el artículo

stats