Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La digitalización de la pesca coge ritmo

Ricardo I. Pérez, Mercedes Rodríguez y Luis Taboada, en la mesa de iniciativas de digitalización. | // A. VILLAR

El sector pesquero gallego afronta múltiples retos en la digitalización de su actividad para cumplir con los requisitos de declaración de capturas, de descargas diarias o de obligación de desembarque requerido por Bruselas. Esta modernización de la flota pesquera ha emplazado al impulso, por parte de las administraciones públicas, tanto de ayudas como de promoción de proyectos para facilitar a la flota tal labor, desde la implementación de tablets a bordo hasta el uso de blockchain para reflejar la trazabilidad del producto. “La observación electrónica ha venido para quedarse y tenemos que sacarle el mejor partido posible”, expuso la directora xeral de Pesca de la Consellería del Mar, Mercedes Rodríguez, en el marco de Jornada de Presentación de Resultados de los proyectos Geocap y Sicaptor 2.0. Aunque matizó, “hay que definir qué es observación electrónica, cómo y dónde tiene que ir, para que los resultados sean homogéneos. Observación por observación, sin criterio claro, puede dar lugar a más dudas”.

Para avanzar en esa digitalización, el plan de Recuperación Transformación y Resiliencia contempla ayudas, también, a la digitalización del sector pesquero, expuso la subdirectora general de Vigilancia Pesquera y Lucha contra la Pesca Ilegal, Aurora de Blas. Son tres líneas de ayudas, las publicadas en octubre, para la adquisición e instalación de sistemas de seguimiento electrónico remoto para “cumplir la obligación de desembarque”, aclaró.

Con un presupuesto total de 3,9 millones de euros hasta 2023, uno de estos apoyos financieros se encamina a la adquisición e instalación de equipos de seguimiento electrónico remoto para cumplimiento de la obligación de desembarque en los buques pesqueros de eslora total igual o superior a 12 metros, que contará con un presupuesto de 500.000 euros en 2021. Se están tramitando 29 expedientes de ayudas que se espera que sean resueltos en breve. Se financia el 100% de los costes de instalación y de adquisición hasta un máximo de 15.000 euros por buque.

Otra de las ayudas, dotada de 100.000 euros en 2021, se destinará a para la adquisición e instalación de dispositivos rugerizados para comunicación de capturas, obligación de desembarque y geolocalización para buques de eslora inferior a 12 metros. Esta línea se convocará para el año que viene y considerará una ayuda de 500 euros por buque. Y una última línea de apoyo al sector extractivo acuícola, comercializador y transformador para fomentar la modernización del modelo productivo pesquero, con una dotación de 400.000 euros en 2021, 1,4 millones en 2022 y 1,4 millones en 2023 para proyectos de entre 100.000 y 300.000 euros.

“Hemos impulsado un real decreto para la digitalización del sector desde la captura hasta la comercialización”, contextualizó de Blas, el marco de las ayudas. También se refirió a la lucha contra la pesca ilegal con dos propuestas: una dirigida a estimular la colaboración del sector y otra con la adquisición de cuatro patrulleras nuevas para la Guardia Civil que estarán listas en 2023 y otras tres patrulleras adicionales que se modernizarán.

Por su parte la Consellería del Mar gesta iniciativas como la citada aplicación de tecnología blockchain en la comercialización de productos. Se refirió Rodríguez también a la Plataforma Tecnológica por la Pesca, que incorpora sistemas de expedición telemática de documentos para partidas de diferentes ámbitos pesqueros. “La plataforma permite a la Xunta tener la información a medida que se va cubriendo. Así, en tiempo real, queda digitalizado el proceso ante cualquier problema”, agregó.

A esta iniciativa sumó los Ticpes, unos cajeros en los puertos para gestionar los documentos de alternancia, devolución, recogida, registro, transporte o zona de trabajo. “Se usa por la pesca de bajura y marisqueo. Son más de 300.000 documentos al año y en torno a unos 60.000 usuarios,” expuso el balance del sistema.

Otro proyecto presentado por la directora Xeral de Pesca, lleva todo este proceso al teléfono móvil, lo cual permite una completa digitalización de archivos, con generación de código QR. “Nos permite cuadrar documentos en las distintas fases”, aseguró Rodríguez. Por otro lado, a través de la iniciativa Lonxas Galegas 4.0, la Xunta presenta una solución para la digitalización de la subasta en la lonja: “El producto entra, se pesa, quedan los datos en el ordenador y a partir de ahí se realiza la subasta. Puede ser a distancia, no va a dar lugar a errores”, resaltó Rodríguez.

Compartir el artículo

stats