Conmoción en el sector pesquero español por el fallecimiento, a los 58 años, de la secretaria técnica de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI), Purificación Fernández. Tanto el gerente, Edelmiro Ulloa, como el gerente adjunto, Hugo González, trasladaron las muestras de dolor que viven desde ayer todos los integrantes de la casa de armadores olívica, donde Puri, como era conocida por todos tanto dentro como fuera, llevaba más de 30 años.

Fernández, que hablaba cuatro idiomas y desempeñaba su cargo como secretaria técnica desde 2016, era uno de los rostros más conocidos de ARVI en los foros y organizaciones internacionales de pesca, a los que acudía con asiduidad tanto en nombre de la cooperativa como por ser vicepresidenta del Consejo Consultivo para las Aguas Noroccidentales o miembro de la Asociación Europea de Organizaciones de Productores (EAPO, en inglés).

Puri Fernández

Puri Fernández

En general, se ocupaba de lo que afectaba a uno de los principales caladeros de la flota, Gran Sol, y de asuntos delicados como, por ejemplo, el de los apresamientos por parte de las autoridades irlandesas. "Estamos muy afectados", reconoce Ulloa.

"Muy triste noticia", trasladaba esta mañana, por su parte, la patronal española del sector, Cepesca.