Más de medio centenar de científicos de siete países diferentes se encuentran actualmente en el puerto de Taliarte, en Gran Canaria, realizando un experimento en aguas costeras para conocer hasta qué punto el océano puede ayudar a absorber el exceso de dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera debido al cambio climático. Se trata del proyecto europeo OceanNETS, liderado por el instituto alemán Geomar.