La portavoz del BNG en Bruselas, Ana Miranda, mostró su apoyo a la postura de la Federación Galega de Cofradías que defiende la singularidad de la pesca artesanal gallega frente a la aplicación del Reglamento de Control de Pesca de la Unión Europea. El partido defendió que desde las lonjas gallegas ya se emiten diariamente los datos de manera digitalizada. “El problema es que desde Europa no se conoce la situación y las condiciones de trabajo de la pesca artesanal gallega y esto quedó totalmente patente tras la visita realizada por el Comisario de Pesca”, subrayó Miranda.