El Parlamento insta a la Xunta a que flexibilice las restricciones de pesca recreativa en los puertos gallegos, al tiempo que pide ampliar el número de menores a cargo que un adulto puede tener durante esta práctica en los pósitos. La Comisión de Pesca del Parlamento aprobó ayer una proposición no de Ley, impulsada por el Grupo Socialista y presentada por el parlamentario Julio Torrado, para revisar la reciente resolución de pasado 26 de julio, que levantaba parcialmente las restricciones impuestas por la Ley de Pesca de 2017.

El parlamentario socialista reclamó una nueva regulación en la que haga compatible una práctica de ocio pero también de necesidad para muchas familias gallegas con el resto de los usos portuarios, con la seguridad de las personas que la practican y que cuente con el acuerdo del sector. Torrado señaló que considera “razonable” regular esta práctica, pero “no hasta el punto de poner limitaciones tan complejas que, de hecho, se limite la actividad al máximo”.

El parlamentario socialista explicó que la Ley de Puertos de 2007 impedía la pesca recreativa, lo que propició que esta práctica quedara en una situación legal “difusa”, ya que “era ilegal pero nadie la controlaba, sabiendo que es imposible y absurdo limitarla de esa manera”.

Lamenta que ese texto impide la pesca en zonas habituales, lo que incluso obliga a pescadores a desplazarse a lugares inseguros u otras localidades. A esto se unen cuestiones como que “una persona puede ir con un hijo a pescar, pero no es posible que los acompañe un chaval amigo de la familia”.

En un paso más, Torrado apuntó: “Consideramos la necesidad de atender a la seguridad y al control de la actividad, pero es necesario también ser más flexibles, porque algunas limitaciones dificultan la actividad en sí”. De tal forma, reclama que la normativa se adapte a la realidad que garantice la compatibilidad de usos portuarios, la seguridad de pescadores y que cuente con el acuerdo del sector.