La tortuga marina Vilán, que había sido localizada esta primavera en el cabo con cuyo nombre fue bautizada, fue liberada este sábado en la boca de la ría de Arousa, tras completar su recuperación en las instalaciones de la Coordinadora para o estudo dos mamíferos mariños (Cemma) y de la Xunta.

El ejemplar embarcó este sábado a las 9.00 horas en Cambados en el denominado Chasula, el medio en el cual Cemma suele realizar sus campañas de seguimiento de cetáceos. Vilán había sido localizada el pasado 25 de mayo en la bomba de succión de agua marina de la granja acuícola de Cabo Vilán, en Camariñas. Medía en ese momento 29 centímetros y pesaba 1.650 gramos. Aunque el incidente no le causó lesiones graves, según los veterinarios, el animal fue trasladado primero a la UCI de tortugas marinas que Cemma tiene en Nigrán. En una segunda fase, Vilán fue trasladada a la Illa de Arousa, al Instituto Galego de Formación en Acuicultura (Igafa), de la Consellería do Mar.

Gracias a su buen estado de salud, el equipo veterinario le dio el alta para poder ser liberada en su medio natural. Esta suelta sufrió varios aplazamientos debido a las condiciones desfavorables del mar, hasta este fin de semana.