Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Edelmiro Ulloa | Nuevo gerente de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI)

“La nueva Ley de Pesca debe garantizar jurídicamente las inversiones de la flota”

Edelmiro Ulloa, ayer en O Berbés. Alba Villar

La Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI) vuelve a tener un único gerente después de dos años. Edelmiro Ulloa, que desde 2019 compartía la dirección con Hugo González, es ahora director gerente único. Con 60 años recién cumplidos (un día antes de su nombramiento) afronta el cargo con “ilusión” y consciente del “reto” que supone estar al frente de la mayor organización europea de pesca, un sector muy afectado por el Brexit y con un sinfín de desafíos por delante, tanto dentro como fuera de España.

–Le llega el turno de la gerencia tras 33 años en la “casa” y quizá en uno de los momentos más complicados para la pesca, con el COVID, el Brexit…

–Sí, es cierto, son momentos más complicados que otros. Aunque realmente en 33 años no hemos tenido ni un día en el que digas que te has aburrido o te ha sobrado tiempo. Es intenso, pero es interesante.

–Decía tras su nombramiento que quiere una cooperativa “más activa y dinámica”. ¿Cómo?

–Es importante tener una entidad con una gran interacción social, con el sector, con otras entidades y administraciones, con la ciencia y con la sociedad en su conjunto. Al ser gerente adjunto con Hugo durante estos últimos años siempre marcas un poco la impronta en lo que es la dirección de la casa. Transmitir lo que es la pesca, lo que hacen los pescadores y lo poco que cuesta el pescado para lo que cuesta traerlo o lo saludable que es... es una tarea que tenemos que completar.

–¿Cómo está de salud económica ARVI?

–La verdad es que bien, y creo que cada día va a estar mejor. No es ser triunfalista, porque los ejercicios en materia económica deben ser realistas. Una organización debe aplicar principios de prudencia, de respeto a las cuentas y de pensar que lo que tenemos ahí es un patrimonio de nuestros armadores que tenemos que gestionar bien. Por supuesto, también buscar nuevos recursos y más socios, porque hay nichos en los que se puede avanzar.

–La falta de relevo generacional y la renovación de flota, ¿son los dos grandes retos a solucionar?

–La renovación está intimísimamente relacionada con el relevo generacional y viceversa. A veces se me han presentado armadores que dicen que no van a renovar sus barcos porque no tienen garantías de que dentro de 7 o 10 años tengan mandos para llevarlos. Es bastante triste que sea así, porque la renovación tiene un impacto muy significativo en los astilleros, dando un trabajo que tanto necesitan. Sobre el relevo generacional también hay el problema de que los barcos necesitan ser mejores y más habitables, con esos GTs [gross tonnage, arqueo bruto] sociales que tanto demandamos. No queremos pescar más, queremos barcos más cómodos y habitables.

Ulloa en la pasarela de una arrastrero de Gran Sol. Alba Villar

–¿Cómo va a ayudar o perjudicar la nueva Ley de Pesca Sostenible para afrontar estos retos?

–Lo primero que debe de hacer es garantizar jurídicamente las inversiones de la flota. Es importante de cara a poder explotar un barco, porque se necesitan periodos amplios para amortizarlos. Debe haber un trabajo de consenso entre el sector y las administraciones.

–Pesca asegura que la ley dará esa seguridad jurídica. ¿Por qué molestó y por qué dudan tanto?

–El proceso anterior de tramitación vamos a darlo por olvidado y vamos a centrarnos en el futuro. Somos positivos en que vamos a trabajar codo con codo con el Ministerio para hacer que la ley sea eficaz. Si una ley está fuera de lo que es el entorno al que quiere regular se convertirá en poco aplicable. Lo que se quiere es que sea un traje a medida y esperamos que sea así.

–Covid, Brexit, Ley de Pesca… ¿la puntilla sería el acuerdo sobre subsidios de la OMC que amenaza al diésel bonificado?

–Sí. Nos está preocupando. Es un debate que lleva muchos años y seguía atascado, pero parece que ahora hay cierto compromiso para sacar algo adelante. Nos preocupa el tema que llaman del subsidio al combustible pesquero y algunos planteamientos desde la Comisión Europea que podrían afectar a una parte de la flota. Porque, además, acabaría siempre afectando en un determinado periodo de tiempo a todas las flotas. La exención se tiene que mantener.

–Con todo lo que está pasando con Noruega o las difíciles negociaciones con Reino Unido. ¿Preocupa el panorama internacional?

–Lo que tiene que ver con regulaciones de las organizaciones regionales de pesca, bien, pero el tema de Noruega sí preocupa mucho. La posición de niño caprichoso de Noruega, que ya lleva tiempo adoptando, es más descarada ante la UE, que debería dar un puñetazo en la mesa y decir que hasta aquí han llegado. Que el consumidor sepa que si en el supermercado compra salmón de Noruega se promueve que se haga insostenible la pesca de la caballa o que se sustraiga derechos pesqueros a nuestros bacaladeros. Ahora mismo se están tomando decisiones que pueden ser muy importantes de cara al futuro.

Un gransolero de ARVI antes de salir de Vigo. Pablo Hernández

“El tercer SeaFest iba a ser el mejor; nos dolió”

–Van dos años que no se puede celebrar, ¿cómo valora la implantación del SeaFest en la ciudad?

–El festival fue una excelente idea de José Ramón Fuertes y empezó de una forma muy interesante, consolidándose con dos ediciones. Todo el mundo deseaba que llegase la tercera, que iba a ser la mejor y en el que íbamos a sorprender, y nos dolió mucho que no se pudiera hacer. La ciudad y el entorno lo han acogido como una cita ya marcada en el calendario y desde luego está en el espíritu del consejo rector mantener el evento el próximo año y los siguientes.

–Antes habrá nuevas elecciones a presidente. ¿Volverá a haber más de un candidato?

–Es un proceso democrático y cualquier formato va a ser sano. Cualquier organización puede sentirse satisfecha de tener unas elecciones en las que hay uno o varios candidatos. Trabajaremos para que se celebren adecuadamente.

–¿Se va a volver a impulsar la producción científica de ARVI?

–En estos dos últimos años hemos tenido bastante abandonado el Comité Asesor Científico Técnico de ARVI (CACT), pero es que ha sido imposible dedicarse a todo a la vez. Personalmente tengo que pedirles disculpas a todos los miembros, pero es algo que para nosotros es prioritario y esencial. Además, todas las figuras integradas en el mismo son personas que nunca debemos de dejar de tener en nuestro ideario, porque aportan muchísimo.

Compartir el artículo

stats