Las cofradías y las principales asociaciones de armadores de Galicia se unen frente al proyecto eólico offshore de Iberdrola en el norte de la comunidad. Para el sector, los dos proyectos presentados (San Brandán y San Cibrao) tendrán una “importante afectación a zonas importantes para la pesca”, por lo que piden a Xunta y Gobierno su “paralización” .

La carta critica que la empresa no informase de sus proyectos al recientemente creado Observatorio da Eólica Mariña. Junto a ello, dicen que el proyecto de Iberdrola “contraviene” el acuerdo político del Parlamento gallego para analizar el impacto de estas iniciativas en el medio, ya que entienden que “afecta a las actividades pesqueras y al propio ecosistema marino”. Entienden que se implantarán “sobre caladeros importantes de pesca”. Por esto último, anuncian alegaciones y reclaman su retirada.

El texto está firmado por la Federación Galega de Confrarías y las asociaciones ARVI, Acerga, Puerto de Celeiro, OPP-7 Lugo, Cooperativa de Armadores de Ribeira, Pescagalicia-Arpega-O Barco y los arrastreros de Ribeira.