Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ministerio estima un recorte del 14% en la cuota de merluza de Gran Sol

Un buque de Gran Sol antes de salir a caladero desde Vigo.

Un buque de Gran Sol antes de salir a caladero desde Vigo. Pablo Hernández

El sector sigue a la espera de que la Unión Europea haga oficiales las cuotas de pesca anuales para cada país tras el acuerdo alcanzado con Reino Unido a principios de mes. Aunque desde ayer, los armadores gallegos pueden al menos “dejar de trabajar a ciegas”. La Secretaría General de Pesca trasladó ayer a las asociaciones del sector las cifras “provisionales” para las principales especies afectadas de los stocks compartidos con los británicos, es decir, merluza, gallo, rapante y cigala. Y el recorte, en algunos casos, es peor de lo esperado: en aguas del Mar Céltico (la zona 7), los buques españoles pierden un 8% de rapante y un 14% de merluza, quedándose para todo el año con aproximadamente 5.150 y 16.000 toneladas, respectivamente.

Desde el Ministerio se insistió en que las cifras “son muy provisionales” y que solo sirven para tener “una idea aproximada” tras las reducciones de cupo en base al acuerdo de comercio con Reino Unido rubricado a finales del pasado año, según explican a FARO fuentes del sector. De hecho, las cuotas estimadas solo fueron trasladadas de forma verbal y no escrita, como vienen pidiendo las asociaciones.

Además de estas disminuciones, el sector podrá contar en principio con un 8% más de rape (1.350 toneladas) y con un 1,6% menos de cigala (990) en el Mar Céltico. Mientras, en la zona 8abde, es decir, en aguas del Golfo de Vizcaya y el oeste de Francia, la merluza vuelve a sufrir una reducción del 12,5% (similar a la del TAC general) quedando 11.350 toneladas, mientras que se producen alzas en el rape (el +134% previsto a nivel general, con 1.550 toneladas para España) y el gallo (+3%, 990 toneladas).

El principal golpe se da en aguas al oeste de Francia

decoration

El recorte más importante se da en cambio al oeste de Escocia, donde Reino Unido se queda con más cuotas en base al acuerdo. Allí los cupos de rape y rapante se reducen en un 43% y 21,5% respectivamente, quedando 175 y 525 toneladas.

Tras recibir los datos tanto el sector como el propio Ministerio se mantienen a la espera de que las cuotas aparezcan reflejadas de forma oficial en el reglamento comunitario para que las cifras pasen de ser provisionales a oficiales. Lo que sí parece claro es que el recorte de los TAC globales se ha empeorado, como estaba previsto, por la cuota que se llevó Reino Unido tras su desconexión, que se incrementará de forma paulatina durante los próximos cinco años en base a lo acordado entre ambas partes.

Compartir el artículo

stats