La coquina (Donax trunculus) es todo un manjar con un precio que medio marea. En las lonjas gallegas, esta almeja se vende por encima de los 40 euros el kilo, cuatro veces más que la variedad japónica, la más vendida con diferencia en la comunidad. Sin embargo, la también llamada cadelucha escasea en los bancos marisqueros de las rías. En la última década, la mayor cantidad anual que pasó por las rulas no llegó a los 14.000 kilos, pero en los últimos años la cantidad ha bajado incluso de los 1.000. Y la Xunta quiere intentar poner remedio. La próxima semana serán presentados los resultados de un estudio multidisciplinar desarrollado en dos períodos (2013-2015 y 2016-2020) sobre la situación de la especie en Galicia. El objetivo: “incrementar su presencia en los bancos marisqueros”.

Según explican desde la Xunta, en el encuentro del próximo viernes en Celeiro se analizarán las dos acciones de investigación del Centro de Investigacións Mariñas (CIMA) en este ámbito, que contaron con una inversión de más de 500.000 euros. Además, se recogerá también la visión de otros expertos en la materia sobre los distintos factores que influyen en su producción en los arenales de la comunidad.

En concreto, se analizará el estado de las poblaciones de este molusco, su reproducción y cultivo, las principales patologías que le afectan, su genética, las condiciones ambientales y otros factores como la topografía y los sedimentos que influyen en su crecimiento.

En la cita participarán investigadores de distintas instituciones como el propio CIMA, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Instituto Español de Oceanografía (IEO) y las tres universidades gallegas.

Los expertos analizarán los distintos aspectos que inciden en la producción de este recurso así como su reproducción y cultivo en condiciones controladas, hito conseguido por el Centro de Cultivos Marinos de Ribadeo del CIMA. “Se trata de un asunto de especial importancia dado que esta es una especie de interés comercial en la comunidad pues suele conseguir importantes cotizaciones en lonja que rondan los 40 euros el kilo”, recuerdan desde la Consellería do Mar.