Los ministros de Pesca de la Unión Europea dieron ayer su visto bueno político al acuerdo alcanzado con Reino Unido para las posibilidades de pesca para este año de las poblaciones de gestión compartida entre ambas partes, el primer pacto desde que Londres abandonara el bloque y del que hasta la fecha no se conoce su contenido.

“Hemos llegado a la conclusión de que las cuestiones más sensibles para los Estados miembros han sido resueltas”, expresó el ministro de Asuntos Marítimos de Portugal, Ricardo Serrão, que hasta finales de mes ostenta la presidencia de turno de la UE.

El ministro de Pesca español, Planas, pidió hacer público cuanto antes el contenido del pacto.