Galicia vendió 430 toneladas de algas en las lonjas el año pasado por más de 337.000 euros, una facturación que multiplica por diez a la obtenida en 2009, de algo más de 37.000 euros, lo que según la conselleira del Mar, Rosa Quintana, la convierte en una “especie en alza”. Así lo trasladó en una visita a la empresa Algas La Patrona, en Cambados, donde destacó que la cantidad descargada en lonjas en 2020 fue un 7 % superior a la de 2019.