Argentina reconoce a su sector pesquero como prioritario en el proceso de vacunación contra el COVID. Según trasladaron desde el Gobierno a los sindicatos tras el paro realizado la semana pasada, tan pronto se inmunice a los mayores y a las poblaciones de riesgo, este grupo de trabajadores serán los siguientes “por el riesgo que presenta la actividad”.

Los sindicatos de Argentina de personal embarcado pactaron un paro de 48 horas –prorrogado después– para exigir la inmunización de todos los marineros, entre los que se encuentran las tripulaciones de los en torno a 60 buques de capital gallego que operan en sus aguas.

El fin de semana decidieron levantar el paro al constatar que el país no tenía las vacunas suficientes. Sin embargo, ayer recibieron una comunicación de la Administración señalando que las tripulaciones serán incluidas en el proceso de vacunación ante la “mayor dificultad en el cumplimiento efectivo de las pautas de prevención”.

“Habiendo conseguido nuestro objetivo, nuestros representados configuran el primer conjunto de trabajadores esenciales de la actividad comercial privada que por sus características específicas adquieren la prioridad de vacunación”, celebró la Asociación de Capitanes, Pilotos y Patrones de Pesca.