DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vieirasa recupera fuerza en Argentina y el caladero africano

La sede de Vieirasa, con el frigorífico en Rande.

La sede de Vieirasa, con el frigorífico en Rande. Vieirasa

La firma viguesa Sociedad Anónima Eduardo Vieira (Vieirasa) sigue cogiendo aire fuera de los procesos concursales. La empresa acaba de rubricar un nuevo acuerdo con la pesquera argentina Arbumasa para el procesamiento de langostino en su planta en el país, donde además “recuperó” recientemente el potero Vieirasa XVIII, barco que estaba siendo charteado por otra firma local. Y al otro lado del Atlántico, la firma ha sumado un nuevo arrastrero, en este caso no para su filial en Senegal, pero sí para faenar en aguas africanas. El Releixo, buque que pertenecía al grupo de cefalopoderos que fue expulsado de Mauritania en 2012, trabaja ondeando bandera española en el caladero de Guinea-Bissau.

El barco adquirido fue construido por la moañesa Montajes Cancelas en el 2000

decoration

En medio de la pandemia de COVID y tras cumplir el octavo año pagando las cuotas por los concursos de acreedores que afectaron a su matriz y a la filial argentina, Vieirasa avanza poco a poco hacia la normalidad conscientes de que están aún “en fase de cumplimiento”. Según confirmaron fuentes de la firma a este periódico, la empresa adquirió el Releixo, barco de 37,5 metros de eslora construido en 2000 por la moañesa Montajes Cancelas. La unidad tiene 355 GT (arqueo bruto) y hasta la compra tenía su puerto base en Las Palmas, siendo uno de los buques pertenecientes a la Asociación Nacional de Cefalopoderos (Anacef).

Desde Vieirasa explican que la unidad sustituye a otra de su filial Senevisa, el Marsor, que naufragó a finales del pasado año. De esta forma, la compañía mantiene en África seis barcos congeladores y dos fresqueros, entre los que figuran el Praia da Marosa y el Abrela, adquiridos en 2019. Ahora está por decidir si el Releixo es abanderado en Senegal o sigue, como hasta ahora, aprovechando los acuerdos de pesca de la Unión Europea con terceros países, como es el caso del de Guinea-Bissau (país al sur de Senegal).

El "Releixo", antes de ser adquirido por Vieirasa. Santos Álvarez

En lo que se respecta a su filial Vieira Argentina, la firma recuperó el potero Vieirasa XVIII, un barco de 70 metros de eslora que se dedica a la captura de pota. El responsable de la histórica pesquera viguesa, Eduardo Vieira, ya había explicado a FARO durante la última edición de Conxemar (la de 2019) que la recuperación del buque estaba entre sus planes.

A esto se sumar el nuevo acuerdo del que se hicieron eco medios locales argentinas. Vieirasa rubricó un nuevo pacto con Arbumasa (ex de la española Amasúa, ahora controlada por la china Grupo Dalian Huafeng Aquatic Products) más ambicioso que los anteriores. En este caso Vieirasa procesará 3.000 cajones diarios de langostino fresco, mientras que otros 1.000 serán para Pesquera Deseado y 4.000 para Arbumasa. Según recoge Mar&Pesca, el acuerdo provocará la creación de 400 puestos de trabajo en Puerto Deseado (provincia de Santa Cruz).

Barcos de Vieira Argentina durante una descarga de este año. Vieirasa

Desde Vieirasa recuerdan que 2020 fue un año con mucha afectación por el COVID en su operativa habitual y que el alza del precio del langostino “no compensó” la caída de las capturas de la especie, que “fueron a la mitad”. El otro gran problema al que se enfrentan es la invasión de la flota china en caladeros como los africanos.

Compartir el artículo

stats