El presidente de Jealsa, Jesús Manuel Alonso Escurís, ha fijado el plazo de un año para lograr que su fábrica de Boiro, que el pasado sábado registró un incendio que afectó a 11.000 metros cuadrados, retome con normalidad su actividad. “Que esté de nuevo más joven, más fuerte”, resumió ayer, tras la visita que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, realizó a las instalaciones.

66

El espectacular incendio de la planta de Jealsa de Boiro, en imágenes Iñaki Abella

“Lo que pasó es durísimo”, admitió el presidente de Jealsa, que apuntó que, tras una jornada del sábado centrada en sofocar un fuego, el domingo empezaron ya a “hacer planes para poder servir”. “No podemos permitirnos vender menos ni perder un trozo de mercado”, recalcó. En este sentido, incidió en que trabajan en dos frentes, entre ellos reponer el servicio cuanto antes.

"La ilusión, no un compromiso, es que esta fábrica, de la que hemos perdido varias partes, pero de la que quedó en pie lo que podríamos llamar la fábrica de conservas, es ponerla en marcha antes de que pase el primer después después del incendio". Además, apuntó que trabajan para ser capaces de "reponer" otras partes de la producción, "con un plazo de tres meses para empezar a servir" y de cara a que "en el plazo de un año esta fábrica esté de nuevo más fuerte, más joven". "Y para ello estamos trabajando como nunca", ahondó.

Apoyo de la Xunta

Por su parte, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, trasladó el "apoyo inequívoco" del Gobierno gallego a la empresa, su plantilla y a las familias que dependen de su actividad. También agradeció el "esfuerzo y compromiso" de las más de 60 personas que intervinieron en la lucha contra el incendio.