El Parlamento de Galicia expresó ayer, por unanimidad, su rechazo a la gestión de la Dirección General de Asuntos Marítimos y de Pesca (DG Mare) de la Comisión Europea, por considerar que trata a los marineros como “depredadores ilegales” y por su “injerencia impresentable” en las votaciones sobre el reglamento de control pesquero en la Eurocámara. En la Comisión 8ª de Pesca e Marisqueo del Legislativo gallego, PPdeG, BNG y PSdeG votaron a favor de una proposición no de ley de los populares para censurar que la Comisión “confabule” contra el sector. La proposición no de ley, que fue apoyada de manera unánime, también insta a la Xunta a dirigirse al Gobierno de España para que “lleve a cabo las actuaciones oportunas de rechazo” a la nota de la DG Mare que “atenta contra la imagen y el trabajo del sector del mar”.