Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ISM respalda a la flota: inmunizar a los marineros debe ser prioridad

Entrada del centro del ISM en Vigo. |  MARTA G. BREA

Entrada del centro del ISM en Vigo. | MARTA G. BREA

El sector pesquero gallego y de buena parte de España está anonadado. El País Vasco ha apostado por inmunizar a los marineros de su flota de bajura y del resto de buques al considerarlos como personal esencial, sobre todo después de haberse erigido todavía más como un bastión indispensable en la cadena alimentaria durante el cerrojazo tras el estallido de la pandemia el pasado año. El caso es que las directrices de inmunización del país no van en ese sentido y el resto de las autonomías no han llevado a cabo esta práctica pese a considerarlo como algo indispensable debido a las largas mareas de parte de los buques y a los graves problemas que suponen un contagio a bordo. En este grupo se encuentra Galicia y su flota, que ya pidió en su momento que sea el Instituto Social de la Marina (ISM) el encargado de administrar las dosis necesarias. Ahora es el propio ISM el que mueve ficha. Según trasladó la dirección durante el último Consejo General con el sector pesquero y los sindicatos, el ISM ha enviado cartas al Ministerio de Sanidad y las consejerías encargas del área en las autonomías para promover la vacunación entre la flota.

El movimiento de Euskadi con sus arrantzales (con la vacuna de AstraZeneca) fue muy comentado durante el Consejo del ISM de la pasada semana. De hecho, está creando cierto malestar en el sector pesquero nacional, que llega incluso a situaciones como la vivida en Cantabria. Allí su federación de cofradías llegó a solicitar la destitución del consejero de Sanidad de la región, Miguel Rodríguez, al considerar que estaba desprotegiendo a los marineros al contrario que en la comunidad vecina. “La verdad es que no entendemos cómo en la intersectorial se establece una prioridad y luego País Vasco hace otra cosa”, apunta el gallego Basilio Otero, presidente de Federación Nacional de Cofradías de Pescadores (FNCP).

La posibilidad de una vacunación en el sector en este primer tramo de inmunización ha sido ya impulsada desde la ONU, que el pasado diciembre pidió designar “trabajadores esenciales” a la gente de mar, o la Organización Marítima Internacional (OMI), Kitack Lim, que reclamó priorizar el acceso a dosis para ellos.

Fue en el Consejo del ISM celebrado aquel mes cuando el instituto empezó los contactos con Sanidad en este sentido. “Ahora el ISM está empujando otra vez para que se vacune al sector”, comenta Otero, que estuvo presente en la reunión del pasado martes.

Tal y como publicó FARO, la Xunta ya solicitó al Gobierno que facultase al ISM para poder vacunar a los marineros, ya que, entre otros motivos, cuentan con el personal sanitario necesario (vacunado ya casi al completo) y con toda la documentación pertinente referida a las tripulaciones, además de contar con centros por toda la costa española (y buques hospital).

“Si se facultase al ISM para hacerlo sería perfecto, pero lo que está claro es que se necesita una solución”, explica el secretario general de la patronal Cepesca, Javier Garat.

“Lo que no puede haber son situaciones diferentes entre las comunidades costeras”

Javier Garat - Secretario General de Cepesca

decoration

Las comunicaciones enviadas desde el ISM (que cuenta con nueva directora, Elena Martínez Carqués) recuerdan las particularidades del sector, como la dificultad que suponen las mareas para preparar la administración de las dos dosis necesarias (o valorar utilizar la de Janssen, monodosis). Con ello respaldan las peticiones del sector y dan un nuevo impulso a sus reclamaciones. “Lo que no puede haber son situaciones diferentes entre las comunidades costeras”, recalca Garat.

La respuesta recibida en la Xunta a aquella solicitud enviada en febrero indicaba que el Gobierno estudiaría la propuesta. Tanto Cepesca, como la FNCP o la Consellería do Mar se mantienen a la espera de una noticia positiva por parte de Sanidad.

Esperanza con la llegada de las dosis de Janssen

La intención de la Xunta para que la vacuna llegue a las tripulaciones del sector pesquero, al igual que defendió en su momento la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI), pasa por la administración de la solución de Janssen, de una sola dosis. Esto facilitaría mucho la rápida coordinación sobre todo con aquellos tripulantes que pasan más tiempo lejos del puerto, es decir, los de la flota de gran altura que opera en el Atlántico, Índico o Pacífico. Por este motivo, haría falta también que Sanidad o el ISM estableciese un criterio de vacunación, en el que se incluirían todos los colectivos afectados, pero con un orden en función de la necesidad más urgente: no es lo mismo un marinero que se embarcará durante meses en un pesquero (con el riesgo que supone un brote a bordo) que, por ejemplo, un marinero de bajura o una mariscadora.

Compartir el artículo

stats