La conselleira do Mar, Rosa Quintana, demandó este lunes la mejora de las propuestas de cuotas realizadas por la Comisión Europea en las principales especies de la flota gallega en aguas compartidas con Reino Unido.

Lo hizo durante su participación en el Consejo de Ministros de Pesca de la Unión Europea, al que asistió en representación de las comunidades autónomas españolas junto al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas.

En el Consejo de Ministros, el Ejecutivo comunitario hizo una propuesta provisional de Totales Admisibles de Capturas (TAC) y cuotas ante la falta de acuerdo con el Gobierno británico que supondría establecer hasta el 31 de julio la parte proporcional sobre el total anual de las posibilidades de pesca recomendadas por los científicos del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM) para el presente ejercicio.

Según informa la Xunta en un comunicado, esa propuesta implicaría importantes rebajas en las cuotas de especies como la merluza en Gran Sol y Francia, con un descenso combinado del 13 %, el gallo en Gran Sol (-6 %) o el rape en aguas de Escocia, con un recorte del 30 %. Mientras, las subidas más relevantes afectan al rape en aguas de Francia (+18 %) y en Gran Sol (+8 %).

“Galicia entiende que el buen estado de los recursos permitiría mantener o incrementar las posibilidades de captura de estas especies, por lo que defiende la mejora de las propuestas de la Comisión Europea”, señala el gobierno gallego, que destaca la importancia de tener en cuenta en la gestión de las pesquerías no sólo los aspectos medioambientales sino también los económicos y sociales.

“Esa mejora –señala– contribuiría a paliar parcialmente el impacto del acuerdo sobre el brexit en la flota europea, que vio como perdía el 25 % de sus cuotas hasta 2026 a cambio del acceso a las aguas británicas durante solo cinco años y medio, lo que complica la obtención de cuotas adicionales de distintas especies mediante intercambios con otros países”.

Galicia, explica la Consellería do Mar, defiende tanto para la merluza del norte como para el gallo el mantenimiento o incluso el incremento del TAC teniendo en cuenta cuestiones relativas a la mejora de la biomasa según reflejan los propios datos científicos.

En cuanto al rape, la Xunta aboga por un aumento de la cuota superior al que aconseja el ICES, teniendo en cuenta el buen comportamiento de la biomasa y el alcance y mantenimiento en años pasados del Rendimiento Máximo Sostenible, esto es, el nivel óptimo de capturas que puede extraerse de una población de peces sin perjudicar el stock.

En relación a las especies de aguas profundas, como el besugo y el alfonsino, entre otras, la Consellería do Mar recuerda que Galicia “lleva tiempo defendiendo la eliminación de los TAC”, al entender que son poblaciones de peces sin actividad dirigida, es decir, suelen ser accesorias de la actividad pesquera, por lo que son de escasa relevancia de captura y sin riesgos relativos a su conservación por la rebaja del esfuerzo pesquero realizado sobre ellas.

La conselleira do Mar también se refirió durante el Consejo de Ministros de Pesca de la UE a la importancia de mantener la bolsa de especies accesorias –aquellas de escasa relevancia de captura, con poca cuota y que se extraen junto a las especies principales– entre los países miembros “para evitar que funcionen como especies de estrangulamiento impidiendo el normal desarrollo de la actividad de la flota”.

En cuanto a las cuotas de bacalao y a las relaciones en materia pesquera entre la Unión Europea y Noruega, la titular del departamento de pesca subrayó que el incumplimiento por parte del Gobierno noruego del acuerdo de París de 1920 sobre el caladero de Svalbard supondría la pérdida de cuotas de captura para la flota española y portuguesa, por lo que abogó por que las partes cumplan lo firmado y Bruselas haga lo que sea necesario para que el sector pueda mantener su actividad en las mismas condiciones que en los últimos años.

El Consejo de Ministros de Pesca de la UE se celebra de forma presencial por decisión de la Presidencia portuguesa de la Unión y en él se pretenden fijar las posibilidades de pesca hasta finales de julio de este año en aguas compartidas con Reino Unido. El objetivo es que la flota pueda seguir desarrollando su actividad con normalidad a la espera de alcanzar un acuerdo definitivo con Reino Unido.

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, aseguró ayer que la Unión Europea debe defender “firmemente” sus intereses en las negociaciones de la cuotas de pesca con Reino Unido”. En declaraciones a los medios antes de participar en la reunión de ministros de Agricultura y Pesca de la UE en Bruselas, Planas recordó que “esta historia no ha acabado” porque Bruselas y Londres deben negociar anualmente hasta 2026 el reparto de posibilidades de pesca del centenar de stocks compartidos y este año es “muy importante”.

“Es la primera prueba y no podemos fallar. Los europeos tenemos que defender firmemente nuestros intereses, porque si no los defendemos nosotros, nadie lo hará por nosotros y esto hay que dejarlo muy claro. España, que es la primera flota de la UE, lo tiene muy claro también y por eso estamos presionando a la Comisión Europea y también apoyando para que se consigan las mejores cuotas”, subrayó Planas.