Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una especie clave para Galicia

Madrid compensa a la flota con poca caballa a través de los intercambios con otros países

El 60% de los canjes de cuotas se destinará a los barcos con menos cupos y más dependencia de la pesquería - Las cofradías gallegas celebran la noticia: "Se premia a los que menos tienen"

La reunión para tratar el futuro de la caballa, ayer, en Madrid. // MAPA

La reunión para tratar el futuro de la caballa, ayer, en Madrid. // MAPA

La flota de artes menores de Galicia contará este año con más caballa. La Secretaría General de Pesca anunció ayer a la flota de bajura que compensará a los barcos que menos tienen no a través de un cambio en el reparto, como se valoró el año pasado no sin polémica, sino a través de una reserva en los intercambios de cuotas con otros países. Según el borrador definitivo entregado a la flota, el 60% de los canjes con estará destinado a los barcos que menos tienen, mientras que el 40% restante se distribuirá en función al reparto habitual. El presidente de las cofradías galleas, José Antonio Pérez, asegura que se trata de "una alegría" porque "por fin se premia a los que menos que tienen".

Las protestas iniciadas en marzo del año pasado en Asturias primero -con la dimisión en bloque de los patrones mayores de las cofradías- y Galicia después -la bajura gallega se sumó a una protesta en Oviedo- terminaron con la intervención de Pesca, con la secretaria general Alicia Villauriz al frente. La solución fue la de crear un grupo de trabajo "para analizar y debatir" las quejas suscitadas por el reparto del cupo de caballa (o xarda) en el que participarían las comunidades de Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco, así como los miembros del sector.

Con el incremento del cupo de un 41% respecto al año anterior, la flota española que faena en el Cantábrico Noroeste dispondrá de 28.790 toneladas de caballa. De esta cantidad, el 34% corresponde al cerco, casi un 29% es para el arrastre y casi un 37% corresponde a la flota de artes menores.

Sin embargo, el reparto entre comunidades beneficia principalmente a los barcos de Cantabria y País Vasco, mientras que perjudica a Galicia y Asturias. Esto provocaba que los barcos gallegos que realizan una pesca dirigida de la especie agotasen las escasas cuotas en menos de dos semanas, incurriendo en gastos importantes para sus desplazamientos al Cantábrico, especialmente en el caso de las decenas de barcos de Pontevedra.

Ayer en Madrid, Villauriz planteó la solución de la reserva en los intercambios "con el fin de mejorar el equilibrio entre las distintas flotas que participan en esta pesquería". "El 40% de las cuotas adicionales se seguirá distribuyendo conforme a las claves de reparto actual y el 60% restante se repartirá de acuerdo a otros criterios como la dependencia y la obligación de desembarque", explicaron desde el Ministerio.

Desde Pesca pondrán cifras (provisional) a lo que dará de sí esta medida, pero desde el sector ya estiman que se podría tratar de unas 1.500 toneladas extra de caballa a repartir.

En el encuentro estuvieron presentes tanto los responsables de las cofradías gallegas (con los presidentes de la federación gallega y de las provinciales), del arrastre (con Juan Martín Fragueiro a la cabeza), del cerco (la asociación Acerga) y la secretaria xeral de Pesca, Mercedes Rodríguez.

Compartir el artículo

stats