La patronal conservera Anfaco participa en el proyecto Fish4Fish, con el que busca el desarrollo de envases biodegradables para el sector pesquero creados a partir de basura marina. En concreto, esta iniciativa investigará el uso de derivados de quitina y quitosano extraídos de residuos de biomasa marina para fabricar estos nuevos envases. Con ello aspiran a mejorar la vida útil del pescado y cuando sean utilizados podrán ser empleados como fertilizante y agentes antimicrobianos para el cultivo de vegetales.

Con este proyecto el consorcio "aprovechará el enorme potencial biotecnológico (actividad prebiótica, propiedades antioxidantes y antimicrobianas) del quitosano y, sobre todo, de los quito-oligosacáridos con el objetivo de obtener un material innovador, activo, sostenible y de bajo coste que tenga aplicaciones industriales para envasado de productos de la pesca". De esta forma, la iniciativa se alineará con el Objetivo 14 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas y con la estrategia de la UE para que todos los envases de plástico sean reciclables para 2030.

Fish4Fish fue presentado el pasado 10 de diciembre y está liderado por la Universidad de Siena (Italia). Por parte de España participa la división de Seguridad Alimentaria e Higiene Industrial del área de I+D+i de Anfaco, así como dos centros del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la empresa zaragozana Tecnopackaging. De Italia también participa la Universidad de la Tuscia, en Viterbo (Italia) y el centro de investigación Next Technology Tecnotessile (NTT).