Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Camiones de la flota gallega vuelven a quedar atrapados entre Mauritania y Marruecos

La frontera está bloqueada y amenaza de nuevo la viabilidad de los barcos

El bloqueo en la carretera que une los dos países africanos. // FdV

Los bloqueos en la carretera que une Mauritania y Marruecos vuelven a azotar a la flota gallega. Dos camiones llenos de pescado de uno de los buques de Marín que operan desde el puerto de Nuadibú (al norte de Mauritania) están atrapados en medio del desierto, con el riesgo evidente de perder toda la carga. "Otros se salvaron por haber salido la noche anterior", lamenta Juan Fragueiro, gerente de los Armadores de Marín, asociación a la que pertenece el buque afectado.

Este nuevo cierre llega cuando la situación se estaba normalizando y responde, una vez más, a protestas relacionadas con el comercio entre ambos países. Según los comentarios trasladados por los transportistas en esta ocasión el bloqueo se debe a una reclamación de empresarios del sector textil por unas tasas elevadas impuestas por Rabat.

El barco afectado en esta ocasión es el Carmen e Pilar, pero hasta once buques de Marín, Ribeira y Muxía vienen sufriendo los mismos problemas desde comienzo de año.

Compartir el artículo

stats