Dos vecinos de Ares (A Coruña) han sido detenidos mientras extraían percebes en la playa de Pedra do Sal, en el municipio coruñés de Carballo. La Guardia Civil, en colaboración con el guardapesca de la cofradía de Caión, detuvo a los presuntos furtivos por un delito contra el medioambiente, ya que tenían encima 62 kilos de percebe.