12 de junio de 2019
12.06.2019

El palangre gallego se pone "deberes"

Sector e industria aprueban el plan de acción a cinco años del "FIP Blues" para mejorar sus pesquerías

12.06.2019 | 01:20
La jornada de ayer en Vigo del "FIP Blues" que culminó con la aprobación del plan de acción. / Marta G. Brea

El primer proyecto mundial de mejora pesquera (FIP) para tiburón y pez espada ya tiene su plan de acción. Las trece empresas y cuatro organizaciones de productores (con 160 palangreros de superficie) que participan en FIP Blues adoptaron ayer en Vigo su "hoja de ruta" para los próximos cinco años, que tiene por objetivo eliminar las debilidades y potenciar las fortalezas de una flota que "apuesta de manera decidida por la sostenibilidad". Más observadores a bordo, mejorar la recogida de datos e interacciones con otras especies o trasladar a la opinión pública la verdadera naturaleza del sector están entre las principales medidas para los próximos años.

Representantes de las cuatro organizaciones de productores (Opromar, Orpagu, Productores Pesqueros de Lugo OPP-7 y Productores de Buques Congeladores de Merlúcidos, Cefalópodos y Especies Varias OPPC-3) y de las trece empresas (agrupados en la asociación Anecteam) implicadas celebraron una jornada en el edificio de sesiones de la Autoridad Portuaria de Vigo, cuyo presidente, Enrique López Veiga, manifestó su interés en adherirse al proyecto.

El Puerto se sumaría así a la Secretaría General de Pesca, cuyo subdirector de Acuerdos y Organizaciones Regionales de Pesca, Ramón de la Figuera, acudió a Vigo para manifestar el apoyo "total y decidido" de la Secretaría al FIP Blues. "Llevamos dos años trabajando en el proyecto y queremos llegar a los más altos estándares que marcan las diferentes certificaciones", explicó Emilio Martínez, presidente de Anecteam.

Por parte de la flota, Edelmiro Ulloa, de la OPPC-3, indicó que el proyecto servirá para "poner en valor" todas las medidas llevadas a cabo hasta la fecha y para mejorar aquellas en las que se identificó una necesidad de mejora.

En este sentido, Xoán Lueiro, de la consultora que se encargó de analizar los datos para la pre-evaluación, destacó los aspectos en los que la flota deberá volcarse en los próximos cinco años, en colaboración con las administraciones y organizaciones regionales de pesca:

1 | Capturas y gestión. La intención de los impulsores es que el FIP Blues se implique en el proceso de gestión para el tiburón tintorera y el pez espada y en el desarrollo de las normas de control de las capturas. Para ello es necesario "aportar los datos necesarios que sirvan para desarrollar propuestas" para entregar a organizaciones regioniales.

2 | Datos fiables. Se promoverá la realización de informes de todas las capturas o avistamientos de especies en peligro o protegidas.

3 | Cobertura. Los miembros del FIP apuestan por aumentar el número de observadores a bordo, que en la actualidad tiene una cobertura del 12% en toda la flota. La intención es la de "proporcionar más y mejor información científica fiable".

4 | Acción piloto. Incrementar el conocimiento sobre impactos en las especies relacionadas con la pesquería y materializar los resultados en forma de una acción piloto o experimental para probar su eficiencia.

5 | Opinión pública . El FIP Blues quiere trasladar todas estas acciones a la opinión pública y enterrar de paso "informaciones, en algunos casos interesadas, sobre una pesquería concreta, como es la del tiburón".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook