10 de junio de 2019
10.06.2019

Babcock reduce un 40% el sueldo de su personal y sube un 27% el de los directivos

Los trabajadores critican el "descaro" de la adjudicataria de Salvamento Marítimo - El personal de los Helimer gana 1.800 euros por "jugarse la vida"

10.06.2019 | 01:38

El Servicio de Salvamento Marítimo -además de las emergencias aéreas, extinción de fuegos y demás servicios subcontratados por el Ministerio de Fomento a la empresa Babcock España- "está siendo precarizado de manera evidente", a juicio de los trabajadores. Estos señalan que la adjudicataria reduce el salarios "unilateralmente" a los rescatadores, técnicos de mantenimiento de aeronaves, pilotos, tripulaciones y a todo el personal administrativo en más de un 40% (13% de salario base y un 30% en otros conceptos), mientras que la dirección de la empresa se permite, "con descaro", una subida de sus salarios del 27%.

Esta situación, planteada ya al Congreso de los Diputados, ha llevado a los rescatadores a solicitar la ayuda de "toda la ciudadanía" para defender unos servicios públicos "que pagan todos los españoles" para que la Administración central tome cartas en el asunto "y no permita que Babcock destruya unos servicios prioritarios para el país".

Según informan los propios interesados, el personal de los helicópteros de Salvamento Marítimo "gana 1.800 euros por jugarse la vida salvando a quien lo necesita". Su actividad aérea tiene como objetivo primordial rescatar náufragos o personal embarcado en peligro, que los puede precisar en cualquier momento. "Pero es ahora cuando necesitamos el apoyo de los que se sienten protegidos por nuestro servicio para que podamos seguir trabajando con garantías y seguridad", señalan.

Personal de la base de Alvedro (A Coruña) salieron en plena ciclogénesis Miguel el pasado día 6 de junio para llegar a 150 millas de la costa gallega en medio de vientos de más de 100 kilómetros por hora, olas de más de 7 metros y formación de hielo en ruta. Aún así, rescataron a las cinco personas que se hallaban en peligro en el velero irlandés Loa Zour, trasladándolos, sanos y salvos al citado aeropuerto coruñés. Y es a estos trabajadores de Babcock (concesionaria del servicio aéreo de Salvamento Marítimo) a los que la empresa quiere rebajar un 13% su salario y un 30% en complementos.

Desde que el pasado 17 de mayo los trabajadores iniciasen una una huelga de 27 jornadas, Salvamento Marítimo -organismo dependiente del Ministerio de Fomento-, cuya misión fundamental es la protección de la vida humana en la mar y el medio ambiente marino, ha salido a la palestra para informar que "ha reforzado y modernizado su servicio aéreo en el último año, lo que ha supuesto un incremento del 12% del contrato con la empresa Babcock" y que los servicios mínimos, regulados por Real Decreto, "garantizan una prestación del 100% del servicio en situaciones de huelga".

Se limita Salvamento Marítimo a destacar que, ante la huelga "de los trabajadores de Babcock" ha mantenido varias reuniones con la empresa "solicitándoles la solución del conflicto".

El servicio de aeronaves está subcontratado a Babcock por cuatro años. El contrato, adjudicado en 2018 por un importe de 180 millones supone para Salvamento Marítimo -es decir, para las arcas del Estado- un esfuerzo económico que materializa en un aumento del 12% sobre el contrato anterior, 20 millones más en una apuesta que incluye importantes mejoras en la calidad del servicio, "pero que Babcock no traduce ni siquiera en el mantenimiento de los salarios vigentes".

Salvamento Marítimo asegura que el servicio que presta "se encuentra totalmente garantizado" a pesar de la huelga que mantienen los trabajadores de la compañía señalada.

Los servicios mínimos están regulados por el Real Decreto 508/2002, de 10 de junio, por lo que se garantiza la prestación del 100% de los servicios en situaciones de huelga, "garantizando la operatividad y mantenimiento de sus aeronaves".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook