18 de mayo de 2019
18.05.2019

Bruselas inicia un proyecto para controlar las capturas de lubina de la pesca recreativa

La Comisión de Pesca licita un programa para investigar durante 12 meses por 300.000 euros - El pliego incluye la elaboración de herramientas TIC para mejorar los registros

18.05.2019 | 01:41
Bruselas inicia un proyecto para controlar las capturas de lubina de la pesca recreativa

La Comisión Europea se ha lanzado de lleno a controlar las capturas de la pesca recreativa y ha decidido comenzar con la lubina ( Dicentrarchus labrax). Bruselas acaba de licitar un proyecto piloto por 300.000 euros cuyo objetivo último es el de "brindar al legislador de la UE más opciones para la gestión de la lubina" en el Atlántico. Este movimiento, aprobado por el Parlamento Europeo el año pasado, supone "un paso más" hacia el control de las pesquerías que se persigue desde la capital comunitaria. Así lo entiende Pablo Pita, investigador de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), que junto al sector recreativo gallego lidera un proyecto para conseguir datos más fiables y, en definitiva, un mayor control sobre la actividad.

La lubina -o robaliza- es una de las capturas más codiciadas por parte de los pescadores deportivos, pero también es objetivo del sector profesional (el año pasado el precio medio en las lonjas gallegas fue de casi 15 euros el kilo). La especie tiene una distribución a lo largo de toda la fachada atlántica y desde la Comisión entienden que su control debe mejorar.

En base a esta necesidad el pasado año se aprobó lanzar un Plan de control para capturas recreativas de lubina, un proyecto piloto que ahora es objeto de licitación. En el pliego de condiciones, desde Bruselas se busca "proporcionar una evaluación de vanguardia, identificar las mejores prácticas y desarrollar herramientas informáticas innovadoras para el control y monitoreo efectivos de la pesca recreativa" de la especie.

El trabajo se alargaría por un período no renovable de 12 meses y además servirá para identificar "fortalezas y debilidades de las soluciones disponibles" en la actualidad para el control. "El trabajo también incluirá la creación y/o desarrollo y prueba de aplicaciones TIC para garantizar un control más eficiente y armonizado de la pesca recreativa", concreta la CE en el texto.

El investigador Pablo Pita entiende que esta medida responde a "la preocupación europea por el estado de las poblaciones de robaliza". Además, recuerda que en Galicia "no existen datos" sobre esta materia, "mientras que hay fuertes restricciones hacia el norte". Y es que en lo que respecta a la lubina del norte las posibilidades de pesca para la flota profesional están limitadas: se permite 5,5 toneladas por buque para la pesca con anzuelos y líneas, 400 kilos durante dos meses para los arrastreros, 210 kilos para las jábegas y 1,4 toneladas al año para las redes de enmalle fijas.Mientras, para los pescadores recreativos se mantiene el límite de un pez al día durante siete meses.

Datos

Esta medidas de control por parte de la CE sobre la pesca recreativa llegan precisamente cuanto el sector gallego urge datos más fiables sobre su actividad, sobre todo en cuanto a licencias y capturas. Para ello, el sector se ha unido a investigadores de la USC para intentar reflotar un borrador de decreto parado en 2012 para regular la actividad.

Los únicos datos que existen en la actualidad son estimaciones llevadas a cabo por los investigadores, que cifran entre 60.000 y 70.000 los pescadores recreativos en Galicia, que realizan unas capturas de unas 7.500 toneladas al año, principalmente de lubina, sargo y maragota.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook