14 de abril de 2019
14.04.2019

La cofradía de Redondela incrementa su bosque marino para el choco con 62 pinos

La iniciativa pretende favorecer la reproducción de esta especie en la ría

14.04.2019 | 03:32
Unos marineros lanzan los pinos, ayer, en la ría. // Ricardo Grobas

La cofradía de pescadores San Juan de Redondela realizó ayer la repoblación de su bosque marino que aplazó la semana pasada debido al mal tiempo, una iniciativa que llevan realizando desde hace años para favorecer el desove del choco en el interior de la ría de Vigo.

El bosque submarino de pinos que conforma el vivero de chocos del pósito redondelano ocupa una extensión de 10.000 metros cuadrados en la ensenada, en las inmediaciones de la isla de San Simón. El pasado año se depositaron 50 árboles y en esta ocasión se incrementó con otros 62 pinos para incrementar su densidad tras los buenos resultados obtenidos en la campaña. "La idea era sacar ahora los pinos que depositamos en el fondo el pasado año, pero hemos comprobado que se encuentran llenos de huevas, así que acordamos mantenerlos hasta septiembre", explica el patrón mayor de la cofradía, Clemente Bastos. Así, con el incremento del arbolado se confía en incrementar los resultados de la campaña de choco, que según los datos del responsable del pósito, "se está superando a los de las temporadas anteriores tanto en cantidad como en calidad".

Esta técnica para favorecer la reproducción del chocos se puso en práctica en Redondela en el año 2011, recuperando una antigua técnica utilizada desde hace generaciones pero que se encontraba en desuso. La cofradía depositó ramas de pino en el fondo de la ría atadas a un lastre y, tras comprobar su efectividad, el pasado año decidieron mejorar la técnica conformando un bosque submarino.

Bastos adelanta que para el próximo año se realizarán dos salidas para repoblar los árboles, en febrero y en abril.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook