Luchar contra el fraude en el etiquetado, regular los procesos electorales o la captación de nuevos socios es uno de los grandes objetivos del reglamento del Consello Regulador do Mexillón que ayer publicó la Consellería do Mar en el Diario Oficial de Galicia tras superar el período de alegaciones. Este documento no ha sido sencillo de elaborar, sobre todo porque contó con un predecesor que acabó siendo impugnado ante el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia que, en el año 2008, lo tumbó, dándole un duro golpe al Consello y a la Denominación de Orixe con sede en Vilagarcía.

Con este nuevo reglamento se ha querido evitar esta situación, adaptándolo al marco normativo actual y a las prescripciones recogidas en el pliego de condiciones que se empleó para la inscripción de esta D.O. en el registro europeo.

La nueva normativa, a la que ha dado luz verde Mar tras ser presentada por el Consello, supone adecuarla tanto a la regulación actual referida a las Denominaciones de Origen como a otras normativas que entraron en vigor en los últimos ejercicios y que no se tenían en cuenta en el texto del año 2000, al que hubo que retrotraerse tras la sentencia de 2008.

En este reglamento quedan claros aspectos como el nombre y, sobre todo, el fundamento de protección del producto. No en vano, el Consello Regulador do Mexillón lleva años denunciando el fraude en los etiquetados, consiguiendo el reconocimiento de sentencias judiciales contra aquellas marcas que utilizan el nombre de Galicia en sus latas pero cuyo producto interior es importado, fundamentalmente de Chile. También se centra en el ámbito de protección, la necesaria diferenciación de las marcas, el funcionamiento o el logotipo de la denominación geográfica.

En cuanto a la celebración de elecciones, la orden establece que su convocatoria debe ser publicada en una resolución en el DOG, la cual fijará tanto el calendario al que debe ajustarse el proceso electoral como las reglas de aplicación.