02 de marzo de 2019
02.03.2019
Aprobada por el Consejo de Ministros

Las cofradías arremeten contra Madrid por el aumento "torticero" de las cotizaciones

El sector denuncia que no fue consultado ni informado antes de que el Gobierno validara la subida en diciembre -Afecta a los pagos por accidentes y enfermedades profesionales

02.03.2019 | 01:47
Mariscadoras de a pie, en O Grove. // Miguel Muñiz

El Comité Ejecutivo de la Federación Galega de Confrarías de Pescadores se reunió esta semana para analizar el aumento de las tarifas para la cotización por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales reguladas a través de la disposición final del Real Decreto-ley 28/2018, de 28 de diciembre. Los pescadores gallegos entienden que esta subida es "desorbitante", por lo que se muestran "contrariados". "Consideramos que es totalmente desproporcionado, abusivo e inasumible y que perjudica gravemente al sector pesquero", subraya la entidad en un comunicado.

Aparte del agravio económico que supone este Real Decreto para los trabajadores del mar, los pescadores denuncian que en ningún momento se les tuvo en cuenta para conocer su punto de vista. "Este incremento no fue consensuado ni consultado con los representantes del sector", afirman los representantes de las cofradías gallegas. Pero su asombro aumentó cuando conocieron que el Gobierno sí tuvo en cuenta la opinión de otros sectores. "La sorpresa es mayor cuando, según parece, sí se consultó con las grandes asociaciones de autónomos a nivel nacional", apunta la Federación Galega de Confrarías.

El presidente de la entidad, José Antonio Pérez Sieira, concreta que tienen que hacer una recopilación de datos para conocer con exactitud el número de pescadores afectados por el decreto. "No sabemos con exactitud cuántos son los profesionales afectados por esta subida, ni los armadores ni los tripulantes, porque no solo afecta a Galicia, sino que es a nivel España", señala Pérez. Este cambio en la cotización por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales del Régimen Especial de la Seguridad Social del Mar (REM) perjudica a todo el sector, excepto a los trabajadores de embarcaciones menores de 10 TRB (toneladas de registro bruto).

"Afecta al gran colectivo de mariscadoras de a pie que hay en Galicia además de al resto de trabajadores autónomos del REM y a los trabajadores por cuenta ajena", concreta la federación. A partir de ahora, las mariscadoras pagarán al mes 45 euros más, mientras que un armador (patrón o mecánico) tiene un aumento de 50 euros al mes, misma cantidad que debe asumir un tripulante por cuenta ajena que trabaje en una embarcación mayor de 10 TRB. Las tres federaciones provinciales de cofradías (Pontevedra, A Coruña y Lugo) también manifestaron su "total oposición" por no haber sido consultadas ni informadas con anterioridad. "No hablaron nada, ni en las reuniones que mantuvieron con el sector, lo que nos extrañó", indica Pérez.

Ante la imposibilidad de presentar alegaciones a la medida, la Federación Galega de Confrarías busca una forma de intentar contrarrestar su efecto. "Es algo que intentaremos tratar, pero a nivel nacional. Miraremos de juntarnos todas las federaciones para valorarlo y a partir de ahí veremos", sostiene el presidente de los pósitos gallegos. Además, la organización indica en su comunicado que en esta cuestión la federación se reserva el derecho a desarrollar "cuantas acciones acuerden nuestros órganos de gobierno en defensa de los intereses de los pescadores y mariscadoras gallegas".

Los pósitos gallegos ya se empiezan a mover. La Federación Provincial de Confrarías de Pescadores de A Coruña celebra hoy una reunión con los patrones mayores de la provincia en la que tratarán este incremento de la cotización. "Fue algo que nos pilló por sorpresa", lamenta el presidente de esta federación, Daniel Formoso.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook