El Gobierno de Marruecos abrió ayer el proceso de ratificación para el acuerdo pesquero con la Unión Europea, aprobado recientemente por la Eurocámara y que debe pasar ahora los trámites en el país magrebí.

El pacto debe ser aprobado por el Consejo de Ministros presidido por el rey Mohamed VI y posteriormente ratificado por el Parlamento marroquí antes de entrar en vigor, pero todavía no hay fechas para estas dos citas y podrían retrasarse varios meses.

Para el Ejecutivo de Rabat, la aprobación de instituciones europeas de este acuerdo supone "un mensaje político" que demuestra el valor que la UE da al "partenariado estratégico" con Marruecos.