26 de febrero de 2019
26.02.2019
Faro de Vigo
Adiós a una de las figuras más representativas de la pesca artesanal y el marisqueo

La federación de cofradías despide a su "capitán"

Manuel Pazos, que se movilizó contra la extracción de arena en la Costa da Vela, falleció en Arcade a los 84 años

26.02.2019 | 02:05
Manuel Pazos, en la lonja de Cangas, en marzo de 1993 en pleno conflicto de la Costa da Vela. // Rafa Hijo

Las cofradías de pescadores de la provincia de Pontevedra dieron ayer su último adiós al que fue su presidente desde 1992 a 2009, Manuel Pazos "Rabado", una de las figuras más representativas que tuvo la pesca artesanal y el marisqueo durante más de tres décadas. Pazos fue patrón mayor de Arcade durante 34 años y presidente de la Federación Provincialde Cofradías de Pontevedra durante 17. El domingo falleció en Soutomaior, a la edad de 84 años y desde la Federación Provincial de Cofradías, su actual presidente, José Manuel Rosas, le recuerda como una persona única, que destacó por su humildad, sinceridad y trabajo, pero también por su espíritu reivindicativo en la defensa de los intereses de los marineros, por encima de cualquier ideología o interés particular.

Manuel Pazos estuvo siempre en los momentos más difíciles encabezando movilizaciones como las de la Costa da Vela, en Cangas, contra la extracción de arena para regenerar una playa en Vilagarcía, o como las de Petrovigo, la guerra do can o la catástrofe del "Prestige". En O Morrazo recuerdan aquel poder de movilización para la batalla que tuvo el sector de bajura de la ría para echar de la Costa da Vela a la draga "Iria Flvia" que extraía arena y que afectaba a un banco de lenguados. Era arena para regenerar la playa de Compostela, en Vilagarcía, y la draga trabajaba con el apoyo de la Demarcación de Costas. Los sucesos, que incluyeron el abordaje de esta draga en mar abierto en la Costa da Vela y el bloqueo del tráfico marítimo al Puerto de Vigo por parte de decenas de barcos de bajura, ocurrieron el 19 de febrero de 1993. Por estes hechos se sentaron en el banquillo, además de Pazos, 35 marineros en su mayoría de O Morrazo y de Redondela; el concejal de la UP entonces, Mariano Abalo; y el sindicalista Manuel Camaño. Finalmente quedaron absueltos tras un macrojuicio en Vigo en el que Pazos volvió a demostrar sus dotes para unir a las cofradías. "Fue un luchador más y un compañero que en su día apoyó a los marineros poniéndose al frente de una lucha que era algo injusto", recuerda el percebeiro de Cangas y uno de los implicados en aquel juicio, Benito González Brun.

Muchas de las infraestructuras existentes hoy en los puertos, tal y como recuerdan desde la Federación Provincial de Cofradías, o la mejora de los locales sociales de las cofradías, el apoyo económico a los sectores productivos y la modernización de las embarcaciones de pesca artesanal, "teñen un nome propio, o de Manolo Pazos "Rabado". Sen a súa tenacidade e insistencia ante as distintas administracións sería case imposible contar nas confrarías da provincia, cunhas instalacións portuarias, cunha frota renovada e cun estado dos recursos marisqueiros, que son envexa doutras localidades pesqueiras do litoral español".

Para Rosas fue ciertamente "un líder nas confrarías a nivel estatal, galego e provincial. Foi un exemplo de patrón e presidente, recoñecido e ben querido por todos, incluso por aqueles que tiveron duros enfrontamentos con el en máis dunha ocasión".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas