La conselleira do Mar, Rosa Quintana, trasladó ayer al director general de Pesca de la Comisión Europea, João Aguiar, que es "totalmente injusto" que la normativa deniegue ayudas a cofradías gallegas durante un periodo de doce meses por haber cometido faltas clasificadas como graves pero que en algunos casos suponen multas de entre 300 y 600 euros. Para defender la postura de Galicia entregó un informe elaborado por MarInnLeg y Aguiar "se comprometió a estudiarlo" al entender que "supone una doble sanción".

Cinco cofradías (Aldán, Carril, Ferrol, Rianxo y Barallobre) se quedaron este año sin ayudas para vigilancia y asistencia técnica. "Transmitimos os parece totalmente injusto que, por una cuestión de dificultad a la hora de clasificar todos los productos que se venden en la lonja, la inmensa mayoría del colectivo se vea privado de seguir contando con esos proyectos que estábamos desarrollando en Galicia", indicó ayer Quintana.

La situación de las cofradías en Galicia centró un encuentro en Bruselas en el que también se tocó el tema del Brexit (sobre el que Quintana indicó que no se plantea que no haya acuerdo), el nuevo reglamento de control, la flexibilidad en el intercambio de cuotas y zonas pesqueras y la entrada en vigor de los acuerdos de la UE con Cabo Verde y Guinea-Bisáu.