Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pesca del palangre gallego

Bruselas apoya la propuesta de México para incluir al marrajo como especie protegida

El sector explica que la pesquería "está fuertemente regulada" y critica la decisión - "Menos de un 1% de las exportaciones son rechazadas por comercio ilegal", señala la patronal Cepesca

Subasta de siete ejemplares de tiburón marrajo en la lonja de Vigo. // Ricardo Grobas

Subasta de siete ejemplares de tiburón marrajo en la lonja de Vigo. // Ricardo Grobas

La patronal pesquera Cepesca aprovechaba una visita a la sede de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI) a principios de mes para alertar de la propuesta de México de incluir al tiburón marrajo dientuso ( Isurus oxyrinchus) en la lista de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (Cites). La decisión supondría, principalmente, unas mayores trabas comerciales para una especie que en la actualidad representa más del 10% de los escualos que captura la flota palangrera gallega. Lo que no se esperaban es que la Comisión Europea decidiese suscribir la propuesta del país norteamericano. "El marrajo está suficientemente protegido y regulado para garantizar su explotación sostenible", defiende Cepesca.

Hoy culmina el plazo acordado para que las partes representadas en Cites presenten sus propuestas, que serán revisadas en el órgano decisorio que se reunirá en mayo de 2019. Será en ese momento en el que se valore la inclusión del marrajo como especie a proteger. "Esto tendría un impacto muy negativo en la actividad económica del sector", apuntan desde Cepesca, que señala que su inclusión en la lista provocaría también "una incertidumbre legal".

Para defender sus argumentos, la patronal pesquera recuerda que "menos de un 1% de las exportaciones han sido rechazadas debido a sospechas de comercio ilegal", por lo que entienden que no existe una "demanda" en el mercado negro de escualos que necesite una intervención del Cites.

Junto a ello desde el sector ponen sobre la mesa que esta especie ya figura en el Apéndice II del Convenio de la Convención sobre Especies Migratorias (CMS) y que está muy controlada por las distintas organizaciones regionales de pesca (ORP), como es el caso de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (Iccat). ""Estos aspectos son especialmente relevantes para apoyar su no inclusión en la Cites, ya que su propósito es, precisamente, prevenir el comercio ilegal de especies amenazadas", concreta el secretario general de patronal, Javier Garat.

Desde Cepesca explican que en 2017 se comercializaron en España casi 3.000 toneladas de marrajo que generaron un volumen de negocio de 10 millones de euros. En el caso de la venta en fresco, el precio medio que suele alcanzar en las lonjas gallegas es de 5 euros el kilo y Vigo es el puerto principal para su descarga: en lo que va de año se descargaron aquí casi 50.000 kilos de marrajo. "Además de estar equivocado científica y legalmente generaría una burocracia innecesaria y provocaría efectos socioeconómicos muy negativos para la flota pesquera", concluye Garat.

Compartir el artículo

stats