04 de octubre de 2018
04.10.2018

Iberconsa creará más de cien empleos en la planta de Vigo y prevé facturar 360 millones

Lanza un "plan renove" para toda su flota

04.10.2018 | 02:09
Stand de Iberconsa en la XX edición de Conxemar. // M.G.Brea

"Somos Iberconsa, pero también podemos ofertar una marca propia". La compañía que dirige Alberto Freire aprovechó la vigésima edición de Conxemar para realizar la "puesta de largo" de la marca Nós, enseña que ya explotaba pero que ha decidido relanzar tras el fichaje de Imanol Almudí como director general, con experiencia previa en los departamentos de márketing y ventas de Unilever, Findus o Gruma. Estará orientada al mercado minorista ( retail) con dos productos en los que el grupo es líder mundial: merluza congelada a bordo y langostino patagónico. La marca Nós es "un servicio más" que ofrece Iberconsa, que completará con la venta mayorista, granel, foodservice y marca blanca. Es un proyecto en el que el equipo de Almudí ha trabajado en el último año, y que deberá complementar ahora con la puesta en marcha de la antigua factoría de Freiremar. Estará orientada precisamente a elaborados de merluza y langostino; fichará a más de un centenar de trabajadores para sacarle todo el partido posible.

Antes la fábrica deberá ser "adaptada" a estos dos productos. "El pistoletazo de salida será entre tres y seis meses desde que recibamos la maquinaria", destaca Almudí. La renovación de la factoría, con capacidad de producción de 15.000 toneladas cuando esté a máximo rendimiento, supondrá una inversión extra de cinco millones de euros para Iberconsa. "Será la más moderna del sector" y la primera del grupo en España, que cuenta ya con instalaciones fabriles en Argentina, Namibia y Sudáfrica. Pero la de Bouzas no reemplazará en actividad a ninguna de las plantas extranjeras, sino que complementará esa producción. "Queremos hacer las cosas bien. Nuestro tesoro es la materia prima y pretendemos llegar al consumidor final de la manera más pura posible". Tampoco implicará la sustitución de los actuales copackers (firmas que envasan para Iberconsa), porque con más de 100.000 toneladas de capturas la compañía necesita capacidad para su elaboración. La previsión que maneja Almudí es que la pesquera cerrará el ejercicio con unos 360 millones de euros de volumen de negocio, casi un 11% más que en el pasado ejercicio. Y sin relegar el fuerte carácter inversor que le ha imprimido la entrada en el capital del fondo Portobello (que el 15 de octubre recibirá propuestas firmes de compra). Porque Iberconsa quiere emprender la "plena" renovación de su flota, compuesta hoy por 42 efectivos, y "sin renunciar" a la compra de buques ya operativos con cuotas.

En cuanto a los aranceles decretados por el Gobierno argentino -gravan las exportaciones con tres pesos por dólar-, Almudí descarta que vaya a frenar o relegar proyectos en curso. "La devaluación del peso supuso una mejora en la cuenta de resultados, eran ingresos extraordinarios". Eso sí, Iberconsa repercutirá en el mercado esa subida de impuestos porque, cree Almudí, "es capaz de asumir esa subida". Con una vocación "clara" de seguir creciendo -casi el 60% de las ventas son ya de fuera de España-, la compañía quiere transmitir a la sociedad "qué es, qué hacemos". "El patrocinio del Club Amfiv de baloncesto es un reflejo de que esta empresa se identifica con su ciudad, con Vigo. Somos una compañía gallega y global, y tenemos a gala serlo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook