Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Inversión en nuevas unidades para custodiar el mar de Galicia

Mar redoblará su lucha contra el furtivismo con la renovación de hasta ocho patrulleras

A punto de adjudicar dos a Rodman o Astilleros del Ulla, la Consellería ya ha iniciado el pliego para otro par - Quintana: "Queremos reforzar la labor de inspección y vigilancia de Gardacostas"

Una de las lanchas de las que dispone Gardacostas siendo izada al "Sebastián de Ocampo". // Gardacostas

La Consellería do Mar renovará hasta ocho de las patrulleras de Gardacostas de Galicia hasta 2020. La intención es que el organismo cuente con nuevas unidades para reforzar así su lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU, en inglés). Por este motivo, el Departamento que dirige Rosa Quintana adjudicará en los próximos días dos unidades del concurso publicado a finales de enero y ya ha preparado el pliego para las dos siguientes. "Queremos reforzar la labor de inspección y vigilancia de Gardacostas, es decir, la lucha contra el furtivismo", explicó a FARO Quintana.

El organismo dependiente de la Consellería cuenta en la actualidad con nueve patrulleras, tres embarcaciones semirrígidas, siete planeadoras y dos buques multipropósito. Según Quintana, la renovación pasa por las embarcaciones más pequeñas, ya que tanto la Irmáns García Nodal (39 metros de eslora) como la Sebastián de Ocampo (41) fueron construidas en 2005 (una por la desaparecida Factoría Naval de Marín y otra por Astilleros Cardama, respectivamente).

Las dos primeras patrulleras que serán reemplazadas son la Peña Trevinca (con base en Pontevedra) y la Xistral, de Ribeira. El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicaba la contratación para la fabricación por 1,8 millones de euros de estas embarcaciones, con un máximo de 17 metros de eslora, habilitación para un mínimo de tres tripulantes y un máximo de 12 y una velocidad de crucero de 22 nudos (32 de máxima). Las factorías Rodman Polyships y Astilleros del Ulla optaron al contrato. "Está a punto de ser adjudicados", comentó Quintana, que también avanzó que están "iniciando los pliegos para otros dos nuevos". "Necesitamos reforzar el servicio de Gardacostas con aquellas embarcaciones que son más operativas para el trabajo de inspección", apuntó.

El propio Lino Sexto, subdirector Xeral de Gardacostas, informó en una entrevista para este medio de que el objetivo es que los barcos "no tengan más de 15 años" de antigüedad, debido a que el mantenimiento se hace más costoso. "En los barcos más grandes no hace falta, aguantan más tiempo", matizó Sexto en su momento.

La conselleira señaló también que le "gustaría" que les "diera tiempo a renovar entre seis y ocho" de los barcos en esta legislatura, con lo que desde la Consellería tiene año y medio para llevar a cabo las adjudicaciones.

Código Penal

Por otro lado, la máxima responsable de Mar comentó que la inclusión del furtivismo como delito en el Código Penal todavía no ha calado entre los que realizan esta nociva práctica para el medio marino. Según explica, "está resultando difícil que la tramitación de los expedientes de condena a estas personas sean efectivas", ya que son complicados "de acreditar". "Hay que demostrar que son reincidentes (no vale con pillarlos una vez), acreditar un daño ecológico? Igual se tarda seis meses en montar y luego está la parte de instrucción. No es rápido", comentó.

Sin embargo, Quintana explicó que tienen "en marcha" varios expedientes que a su juicio "van a ser ejemplarizantes" y llegarán de una forma más contundente a la opinión pública.

Compartir el artículo

stats