06 de febrero de 2018
06.02.2018

Los armadores de Vigo y el Cetmar crearán un sistema para luchar contra la expansión del "anisakis"

Junto a SEO/BirdLife, ARVI pone en marcha un proyecto que también busca evitar capturas incidentales de aves

06.02.2018 | 02:17
Un pesquero perseguido por aves. // Pixabay

La Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI) y el Centro Tecnológico del Mar (Cetmar) destinarán 111.000 euros a la puesta en marcha del proyecto Espantaves, que durante todo 2018 tratará de reducir las capturas incidentales de aves marinas durante la actividad pesquera y que introducirá un sistema para eliminar los anisakis de los residuos pesqueros, intentando frenar de esta forma su expansión en el medio marino.

La iniciativa, que cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Pesca a través del Programa Pleamar del Fondo Europeo Marítimo y Pesquero (FEMP), cuenta también con la participación de SEO/BirdLife y consistirá en un sistema para eliminar y gestionar el anisakis (un parásito) en los residuos generados por la actividad pesquera a bordo, con el objetivo de disminuir la concentración de este parásito en el medio marino. En concreto este sistema elimina el parásito de los residuos que genera la pesca y que potencialmente terminan en el mar, contaminando de esta forma a otros peces.

Por otro lado, el Espantaves consistirá en instalar a lo largo de este año dispositivos espantapájaros que se optimizarán para los buques palangreros y arrastrero y un conjunto de medidas de mitigación alternativas

Por su parte, SEO/BirdLife analizará en concreto la interacción aves-pesca, sus causas y sus efectos, ya que participará en la instalación de mejoras en los equipos para evitar que se acerquen aves marinas a las embarcaciones durante la actividad pesquera.

Asimismo, en el marco del proyecto se celebrarán distintos seminarios durante el mes de junio para formar a las tripulaciones en el uso y aprovechamiento de los nuevos sistemas y dispositivos espantapájaros, así como en la manera de tratar a las aves que resulten capturadas de manera incidental durante las labores de pesca.

Como Celeiro y Burela

Con esta iniciativa la cooperativa sigue con su lucha contra la pesca accidental de aves y se une a armadores de Celeiro y Burela para mitigar los efectos de los parásitos en la pesca.

Porto de Celeiro se unió el pasado año a la patronal conservera Anfaco-Cecopesca para acabar con el anisakis en su "proyecto de innovaciones tecnológicas en palangreros para el desarrollo de mejoras medioambientales". Mientras, buques de Burela cargan ya dispositivos que tratan las vísceras del pescado a bordo con el objetivo de eliminar los parásitos de los restos antes de ser devueltos al mar.

En este último caso tiene mucho que decir la firma viguesa Marexi, que ideó el Tedepad, un sistema único patentado en la Unión Europea para el tratamiento de vísceras. Pese a que se trata de un invento made in Vigo, el primero en usarlo fue una cooperativa de armadores irlandesa. La Castletownbere Fishermen's Co-Op Soc Ltd adquirió una unidad a mediados del año pasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook