09 de agosto de 2017
09.08.2017
El incierto futuro de la pesca gallega en Gran Sol y Malvinas

Armadores gallegos piden un paso al frente al Gobierno para seguir en aguas de Reino Unido

"Estamos temblando; si hay que pagar licencias, que se haga", dicen -El anuncio de Londres de dejar pescar a algunos países "busca la división de la flota europea", señalan desde Cepesca

09.08.2017 | 01:38
Buques de Malvinas y de Gran Sol amarrados ayer en el muelle de Beiramar. // José Lores

El movimiento de Reino Unido para permitir la continuidad en sus aguas de algunos pesqueros de otros países tras el Brexit ha sido tomado con recelo por parte de los armadores gallegos, que ven en el cambio de rumbo del Gobierno británico un intento de "dividir a la flota europea". Desde la patronal española Cepesca entienden que Londres busca crear acuerdos con países como Dinamarca -con el que se reunió la semana pasada y que tiene entre sus territorios ricos caladeros como los de Groenlandia e Islas Feroe-, Islandia y Noruega. Por este motivo, desde el sector en Galicia han pedido al Gobierno que mueva ficha para poder garantizar el acceso a lo caladeros británicos.

La visita a Dinamarca de Michael Gove, ministro de Medio Ambiente británico y uno de los hombres más fuertes dentro del Gobierno de Theresa May, generó un incendio en su país por las declaraciones en las que aseguraba que flota extranjera podrá seguir faenando en caladero británico una vez se consume la salida de Reino Unido. Sin embargo, para el vigués Iván López, representante de Cepesca sobre el Brexit a nivel europeo, las palabras "no fueron una sorpresa". "Lo que quieren es generar división entre los países que forman la UE", explicó.

El también miembro de la Cooperativa de Armadores de Vigo (ARVI) indicó que, pese a las palabras de Gove, desde la Alianza Pesquera Europea (EUFA) "no se aceptará ningún acuerdo que pueda beneficiar más a un país que a otro". Desde la alianza, a la que ahora se sumará Portugal (ya están España, Alemania, Bélgica, Dinamarca, Francia, Irlanda, Países Bajos, Polonia y Suecia), entienden que "el mensaje del ministro británico no es casualidad" y que ahora mismo es "una partida de ajedrez". "Será a partir de octubre o noviembre cuando de verdad se empiece a negociar", comenta López. El sector estima que hay 140 barcos españoles y 1.800 marineros afectados, la mayoría gallegos.

Mientras, armadores gallegos dicen estar "temblando" por su futuro y urgen al Gobierno a "mojarse". "Si hay que pagar por una licencia, que se haga", reclama el veterano Manuel Nores, con nueve arrastreros. Manuel González, responsable de Anasol (con casi 30 buques en Gran Sol), recordó por su parte que "Reino Unido no tiene flota para pescar" sus cuotas y se preguntó: "¿Quién lo va a hacer entonces?".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine