Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Polémica normativa

Los atuneros del Índico se ven obligados a reducir el uso de boyas de pesca y barcos

La Comisión del Atún baja el uso de sistemas de agregación de peces y buques auxiliares, lo que limitará la pesca -"Es una decisión sin argumentación científica", critica Julio Morón, de Opagac

El "Draco" en una parada en Vigo en el año 2009 antes de salir para el Índico. // Carlos Pereira

El "Draco" en una parada en Vigo en el año 2009 antes de salir para el Índico. // Carlos Pereira

La Comisión del Atún del Océano Índico (IOTC por sus siglas en inglés) ha acordado limitar el uso de los dispositivos de agregación de peces (llamados FADs) que emplean los atuneros para pescar en un 17% por barco, reduciendo de esta forma las capturas de 24 buques con tripulación gallega que faenan en la zona. Además, también han decidido disminuir los barcos auxiliares de los atuneros, teniendo en definitiva que emplear un para cada dos cerqueros. Así lo explica Julio Morón, director gerente de la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (Opagac), que explicó que se trata de una decisión "sin argumentación científica".

La reunión de la IOTC tuvo lugar en la ciudad indonesia de Yogyakarta entre el 22 y el 26 de mayo y allí se adoptaron buena parte de las propuestas que llevaba consigo Seychelles. Entre ellas, destaca la de utilizar 2015 en lugar de 2014 como el año base para reducir la captura de atún aleta amarilla en un 15%. Esta decisión, que entra en vigor este mismo mes, también limitará "a los buques auxiliares que despliegan y administran los FADs en un gran 50% para 2022", según el presidente de la Autoridad de Pesca de Seychelles (SFA), Nirmal Jivan Shah.

"Esto va a suponer que se reduzcan las capturas y que baje la actividad de los atuneros en la zona, lo que también afectará a los puertos. De esta forma solo se pegan un tiro en el pie", ilustra Julio Morón, que critica que así "solo se aumenta la presión" sobre la flota atunera.

Por otro lado, y según cita el Times of Oman, la IOTC también acordó la reducción de la longitud de las redes de arrastre a un máximo de 2,5 kilómetros, cuando hasta ahora podía ser de 7 kilómetros.

Morón también lamenta que el ahínco demostrado por la IOTC con limitar las capturas y la actividad de la flota cerquera atunera no se haya llevado también a otras flotas que faenan en ese mismo océano. Así, por ejemplo, recuerda que el palangre sigue con un problema de falta de observadores a bordo, a la vez que también existen barcos que siguen usando redes de deriva, prohibidas por una resolución de la ONU. Ambas flotas realizan más de un 30% de las capturas en estos océanos. "Parece que tienen como objetivo los atuneros españoles", sentencia Morón.

Compartir el artículo

stats