Los científicos que evalúan los recursos pesqueros del Atlántico Noroccidental regulados por la organzación internacional NAFO se reúnen desde ayer y hasta el próximo día 12 en la localidad canadiense de Halifax para intercambiar sus datos sobre la situación biológica de los distintos recursos de cara a elaborar su propuesta para la fijación de los cupos pesqueros del próximo año. En el mencionado Consejo Científico de NAFO, que evalúa el estado actual de las principales especies de interés comercial para la flota española -viguesa- que opera en la zona, como fletán negro o bacalao, participan como miembros de la delegación de la UE Fernando González Costas y Diana González Troncoso, del Centro Oceanográfico de Vigo del IEO, y Mónica Mandado Alonso, del Instituto de Investigaciones Marinas del CSIC de Vigo.

Pero, además de la situación de los recursos y de la protección de determinados ecosistemas vulnerables, la reunión aborda también el desarrollo de nuevas estrategias de gestión (MSE) para diferentes stocks. Así, según ha podido saber este diario, se analiza la denominada Harvest Control Rules (HCR), una regla por la que se calcula el Total Admisible de Capturas (TAC) de forma matemática cada año, lo que evita las habituales discusiones y presiones por la asignación de cuotas.

Tal norma, se aplicaría al principio del proceso y debería ser discutida y acordada por los gestores y armadores, además de cumplir con el principio del enfoque de precaución. Posteriormente, tal norma debería ser valorada por los científicos para garantizar su sostenibilidad en el tiempo y el cumplimiento de los objetivos de los gestores.

En la actual reunión, de hecho, los científicos van a concretar el proceso de validación de la HCR planteada para el bacalao la 3M, aunque el proceso no concluirá hasta el próximo año, por lo que el cupo del próximo ejercicio aún se establecerá por el método anterior.