Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuando la canícula aprieta

Unas lecturas refrescantes para días ardientes

Llegado ese punto en que las calderas de Pedro Botero parecen un spa ártico comparado con las temperaturas que alcanzan las tórridas calles en la canícula, queda poco que hacer: sudar la gota gorda, lanzarse al agua salada, dulce o con gas si hace falta o, si es posible, encontrar resguardo en una habitación con aire acondicionado, una bebida y una buena lectura. Van algunas recomendaciones para estos días:

Si se extrañan por ver en la gran pantalla que el poderoso Mjolnir prefiere a Jane Foster al cachas interpretado por Chris Hemsworth, lo que deben hacer es leerse Thor: la diosa del Trueno. Reeditada por Panini Comics en su colección Marvel Now Deluxe, la saga escrita por el guionista Jason Aaron y dibujada por artistas como Jorge Molina, Rissell Dauterman o Mathew Wilson, entre otros, es una de las más interesantes que ha dado el personaje desde la épica etapa de Walter Simonson. Más allá de lo que parecía una simple operación de marketing, Aaron plantea una reflexión sobre el poder negado a las mujeres que abarca desde la ficción hasta el propio concepto del superhéroe en los cómics, profundamente feminista sin renunciar a los principios de entretenimiento del género. Y, ya puestos a estar con superhéroes y tener un buen rato para deleitarse con un cómic, pueden acercarse a la espectacular y lujosa edición de Los Vengadores que ha hecho la editorial Taschen. Marvel Comics Library. Avengers. Vol. 1. 1963–1965 recopila los veinte primeros números de la mítica serie a tamaño gigante, con un cuidadísimo trabajo de restauración de las páginas que reconvierte el fenómeno cultural en objeto artístico más allá de la apropiación del pop-art. Los trazos de Jack Kirby adquieren una potencia inconmensurable para ilustrar los guiones de Stan Lee, dando sentido al calificativo de inmenso. Aunque se edita en inglés, vale la pena hacer el esfuerzo para comprender el impacto de esta obra en la cultura popular y su absoluta pertenencia al arte más elaborado.

Buscando el frío, nada mejor que irse a la lejana Noruega de la mano de uno de sus artistas más conocidos, Jason, del que se publica ahora Siempre nos quedará Pamplona (Astiberri, traducción de Óscar Pálmer). Una ficción sobre la figura de Hemingway en la que las referencias literarias e históricas se mezclan para crear un sorprendente retrato del famoso escritor que ahonda en el mito del personaje enfrentándolo a sus vicios y virtudes en la España que tanto visitó.

Si lo que prefieren es un manga y quieren evitar las larguísimas series-río, pueden optar por El lugar donde se encuentran los piratas, de Shun Umezawa (Sekai, traducción de Juan Carlos Rubio) que plantea un mundo donde el registro de propiedad intelectual persigue sin piedad cualquier infracción en nuestra vida cotidiana, desde la lectura repetida de un libro al uso de palabras o incluso el tarareo de una canción sin pagar la correspondiente tasa. Aunque si no tienen problemas con la continuidad, prueben con la divertidísima y desacomplejada SPYxFAMILY, de Tatsuya Endo (IVREA, traducción de Nathalia Ferreira). Una familia ficticia formada por un espía en la mejor tradición de Bond, una despiadada asesina y una niña telépata que, siendo fiel a todos los cánones del género, los transgrede con tanta frescura que sorprende al lector continuamente.

Pero si lo que quieren es tebeo patrio, no lo duden y apuesten por Cruce de caminos (DQomic) que recopila las historietas publicadas por Montecarlo en la revista Cairo en los años 90 con el eje común de la carretera, inmensos (y calurosos) parajes atravesados por solitarios caminos donde se cruzan historias. Inexplicablemente inéditas desde hace 30 años, vuelven en cuidada edición que incorpora una docena de relatos.

Compartir el artículo

stats