Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un ajuste (poético) de cuentas

Xosé Antonio Perozo publica el poemario “Traigo los zapatos manchados de tiempo”

Xosé Antonio Perozo. Alba Vigaray

El periodista y escritor vigués Xosé Antonio Perozo vuelve a hacer incursión en la poesía con “Traigo los zapatos manchados de tiempo” (Cuadernos del Laberinto), su tercer libro en este género tras “Transversos de amor y desamor” y del poemario en gallego “O libro das avoas” (este dirigido a los lectores más jóvenes).

Con “Traigo lo zapatos...” el autor quiere rendir tributo a sus mejores amigos y amigas, y a quienes amó, lo amaron o “no pasaron de sueños imposibles”. Es, pues, una especie de ajuste de cuentas con su vida sentimental, amorosa, amistosa y soñada durante más de 50 años.

“Siempre que desempolvas textos y los pones en paralelo con otros nuevos -reflexiona Perozo- estás haciendo una revisión del pensamiento y, por tanto, de la propia existencia. Sea poesía o sea prosa. A veces he encontrado algún artículo mío del pasado remoto o he leído algún capítulo de mis novelas y he encontrado en ello fotografías de cuanto he sido y soy. Ahí se ajustan cuentas, para bien o para mal, contigo mismo. De manera que con este ramillete de poemas puede que también suceda. Pero ajustar no es buscar arrepentimiento ni condena, yo simplemento lo veo como poner las cosas en su sitio, comprender el pasado y el presente”.

Y es que este libro es también una crónica sentimental de una generación, nacida al final de las cartillas del racionamiento que “hizo con el amor, la pasión, la esperanza y hasta la música” el largo camino de descrubrir la vida persiguiendo los mitos de la sexualidad prohibida y del despertar erótico, cuando las libertades entraron por la puerta de la historia.

Los ojos del alma siguen abiertos/con la misma desnudez de tu cuerpo/cuando abandonas la cama en silencio/arrastrando las sabanas del suelo escribe Xosé Antonio Perozo en “Besos robados”, dedicado a Violeta, uno de los “quizás sonetos” más emblemáticos de este libro.

Compartir el artículo

stats