Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Catálogo Razonado de Maruja Mallo

Reúne los 147 cuadros y 40 bocetos, con sus correspondientes fichas, de la obra pictórica de la artista gallega

Detalle de “La verbena” (1927)

Se trata de un gran trabajo documental sobre las pinturas de Maruja Mallo, un ingente esfuerzo editorial que enriquece la historiografía del arte español de vanguardia del siglo XX y un meritorio proyecto en el que han colaborado la Fundación Arte y Mecenazgo, la Galería de Arte Guillermo de Osma y la Fundación Azcona. La presentación de este volumen en el Museo Reina Sofía el pasado 11 de noviembre fue una buena ocasión para reivindicar, a los 26 años de su muerte, la figura de Maruja Mallo y la obra de quien fue probablemente la pintora española más importante del siglo XX, a la altura de Georgia O’Keeffe y Frida Kahlo, como señalan los responsables de esta edición en la introducción del catálogo, quienes también explican minuciosamente los criterios que rigen esta publicación. Durante la presentación, en un auditorio abarrotado de público (lo que demuestra el interés por la figura y la obra de Maruja Mallo), las críticas de arte María Escribano y Estrella de Diego aportaron testimonios de su conocimiento personal y de su trato con la artista. El galerista Guillermo de Osma, responsable del proyecto, relató el esfuerzo de producción de este Catálogo Razonado y los avatares que hubieron de superarse para llegar a esta edición tan completa.

Antes de morir en 1995 Maruja Mallo manifestó a su hermano Emilio su deseo de que se hiciese un catálogo completo de su obra, para lo que aportó un baúl de documentos, fotografías, recortes de periódicos y objetos que la artista había acumulado durante su vida, además de listados de muchos de quienes eran los coleccionistas que poseían cuadros de su autoría. Guillermo de Osma y Juan Pérez de Ayala iniciaron ya en 2002 la catalogación de la obra de Maruja Mallo. Desde entonces no han cesado de trabajar en este Catálogo Razonado que ve ahora la luz casi veinte años después.

El catálogo reúne los 147 cuadros de Maruja Mallo y 40 bocetos, con sus correspondientes fichas, entre los que hay obras inéditas y varios dibujos de su cuaderno de Bueu, que la artista realizó durante su estancia en este municipio pontevedrés donde se encontraba cuando estalló la guerra civil y desde donde marchó al exilio. Se recogen todas las exposiciones, individuales y colectivas, una amplia bibliografía sobre la artista y cinco ensayos de especialistas sobre su obra y su vida escritos por Fernando Huici, Antonio Gómez Conde (sobrino de Maruja), Guillermo de Osma, Estrella de Diego y Edward J. Sullian, algunos de ellos integrantes también del comité científico del catálogo junto a Bonet Correa y José Carlos Valle.

Arriba, la obra "Joven negra" (1948); sobre estas líneas: “Máscaras en diagonal” (1951)

Es la primera vez que se establece el corpus de la obra de Maruja Mallo y es un verdadero placer recorrer las páginas de este catálogo y recrearse en cada una de las pinturas de Maruja Mallo, de una calidad y un colorido muy fiel a los originales, clasificadas en orden cronológico y reunidas todas las piezas de sus series, así como los dibujos preparatorios y los estudios sobre la figura humana, la naturaleza, el movimiento, las proporciones, trabajos previos a la producción de sus cuadros. Contemplando estas reproducciones se aprecia la evolución de Maruja Mallo, desde sus primeros trabajos, copias de conocidos cuadros de Goya (“El quitasol”, “El pelele”, “La gallina ciega”), los paisajes de Corcubión y los retratos que hizo a sus hermanos y hermanas, y a su madre, hasta las obras de sus últimas etapas, incluidas las influencias de la Escuela de Vallecas pasando por las fiestas populares, las verbenas, el deporte como referente de la modernidad, las máscaras, las cloacas, los esqueletos y las figuras danzantes, y el salto cualitativo que supuso para ella el conocimiento en París del artista uruguayo Joaquín Torres García y del rumano Matila Ghyka.

Ahora sólo falta esa gran exposición que se le debe a Maruja Mallo y a su obra.

“Estampa Cinemática” (1927)

Compartir el artículo

stats