Aguas subterráneas, la llave invisible frente al cambio climático :: Prensa Ibérica para Viaqua

Aguas subterráneas, la llave invisible frente al cambio climático

La ONU celebra el martes el Día Mundial del Agua dedicado en esta ocasión a los acuíferos

Contenido ofrecido por:


Cada 22 de marzo celebramos el Día Mundial del Agua, una fecha para recordar su importancia y relevancia para la vida. Aunque todas las actividades sociales y económicas dependen del abastecimiento de agua dulce, en el mundo hay alrededor de 2.200 millones de personas que no tienen acceso a agua potable. Este es un día para concienciar, sumar fuerzas y seguir trabajando para alcanzar el sexto Objetivo de Desarrollo Sostenible: agua y saneamiento para todos antes de 2030.

En Viaqua promovemos una gestión sostenible del agua, un recurso fundamental para el planeta y las personas. Este año queremos poner el foco en las aguas subterráneas y como el cambio climático y los episodios de sequía que estamos viviendo inciden sobre estas, poniendo en peligro su preservación y regeneración.

Para ponernos en contexto es preciso puntualizar que, a pesar de no verlas a simple vista, las aguas subterráneas son fundamentales para la vida. Constituyen la base del suministro de agua potable, de los sistemas de saneamiento y son un recurso natural básico para la agricultura, industria y todos los ecosistemas naturales. Por otra parte, los efectos del cambio climático hacen que los episodios climáticos extremos sean cada vez más frecuentes. Sin ir más lejos, en Galicia estamos viviendo uno de los inicios de año más secos desde que hay registros, con prealerta por sequia incluida, y la capacidad de nuestros embalses apenas alcanza el 50%.

Aunque las aguas subterráneas siempre tuvieron una enorme importancia, esta no fue reconocida completamente. Debemos cuidarlas y protegerlas, tratando de lograr un equilibrio entre las necesidades de las personas y del planeta.

¿Cómo podemos cuidar de las aguas subterráneas?

El agotamiento de un recurso como el agua supone la pérdida de un bien esencial para la vida. En Viaqua continuamos trabajando para mejorar la gestión sostenible de los recursos, aumentando la resiliencia de nuestros sistemas de agua urbana antes posible episodios de sequías y reduciendo nuestra huella hídrica mediante la gestión inteligente y avanzada.

Uno de nuestros objetivos es desarrollar soluciones tecnológicas que garanticen una óptima gestión del saneamiento. Para lograrlo, acabamos de presentar EDAR 360, un proyecto de innovación donde a través de un consorcio formado por empresas gallegas de base tecnológica como Syspro Automation S.L.U. y Ednon S.L., y la colaboración de centros de investigación Instituto Tecnolóxico de Galicia (IG) y Cetaqua Galicia, se apuesta por desarrollar soluciones digitales basadas en la inteligencia artificial que faciliten la toma de decisiones en uno de los grandes ejes estratégicos que promueve Europa: la depuración de aguas residuales.

La tecnología va a jugar un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático, pero también es necesario cambiar nuestros hábitos de consumo, propiciando un uso más eficiente de los recursos. En Viaqua tratamos de concienciar a pequeños y mayores sobre la importancia de hacer un consumo responsable del agua, con la puesta en marcha de campañas divulgativas y programas educativos. La situación presente y futura va a necesitar que seamos conscientes y reduzcamos nuestra huella hídrica, haciendo un consumo racional del agua y adoptando pequeños gestos cotidianos que contribuyan a la reducción del consumo y desgastes innecesarios.

Viaqua promueve acciones de concienciación para la ciudadanía.

La pandemia y los episodios climáticos extremos que cada vez vivimos con más frecuencia, son indicadores de que la emergencia climática no admite más demoras. Fruto de esta inacción, tenemos que afrontar grandes retos como la descontaminación de las aguas subterráneas. Una gran parte de los acuíferos que se encuentran en Europa están en mal estado debido a una alta concentración de nitratos, causado principalmente por el uso de fertilizantes y productos fitosanitarios en las actividades agrícolas y ganaderas. En nuestro propósito de preservar los recursos naturales, en Viaqua eliminamos el uso de productos fitosanitarios del 100% de nuestras instalaciones, cambiando el modelo de gestión de zonas verdes en los últimos años.

Instalación gestionada por Viaqua libre de fitosanitarios.

Todas estas acciones no son propuestas, es nuestro trabajo diario como empresa que gestiona el ciclo integral del agua para más de 700.000 gallegos y gallegas. Sabemos que en los próximos años el escenario va a ser muy diferente del actual y por eso nos estamos preparando para que Galicia se sitúe a la vanguardia en protección del derecho del agua frente al cambio climático.