Réplica escolar para endulzar la espera

Alumnos del IES Val Miñor crean una copia del mosaico romano de Panxón, cuyo original sigue en una galería londinense pendiente de que el Concello tramite una exención fiscal

Laura Álvarez y Nuria Fernández, profesoras del IES Val Miñor junto a la réplica del mosaico romano

Laura Álvarez y Nuria Fernández, profesoras del IES Val Miñor junto a la réplica del mosaico romano / Marta G. Brea

Pedro Pascual

Los estudiantes del IES Val Miñor, en Nigrán, han llevado a cabo un proyecto que no solo les ha permitido conocer de cerca su patrimonio local, sino también contribuir a la conservación y difusión de la historia de su municipio. A lo largo de este curso 23-24, los alumnos del instituto nigranés crearon una réplica del mosaico romano de Panxón, una pieza arqueológica que, en palabras del vicepresidente de la asociación encargada de su repatriación, Gonzalo Fernández-Turégano, es una “obra de primerísimo nivel, y sin duda el mosaico romano de mayor calidad hallado en el área metropolitana de Vigo”.

Pese al éxito de la campaña de micromecenazgo promovida por la Asociación para la Repatriación del Mosaico Romano de Panxón, la pieza lleva más de un año varada en un almacén de una galería de arte londinense, a la espera de que el Concello de Nigrán solicite la exención del IVA. “El mosaico está listo para ser enviado, solo hace falta que el concello haga los trámites en la delegación de Hacienda de Vigo”, asegura Fernández-Turégano.

La reproducción creada en el instituto Val Miñor es fruto de la colaboración de dos profesoras, Laura Álvarez y Nuria Fernández, para la asignatura de Proyecto Competencial de 1º de la ESO. “Teníamos claro que queríamos hacer un proyecto entre las dos, entonces pensamos: ¿Por qué no reproducir el mosaico de Panxón?”, explica Fernández.

“Encontramos una página en internet que vendía teselas, así que encargamos varios miles, de diferentes colores”, prosigue Álvarez. Las pequeñas piezas cúbicas que conforman el mosaico miden, cada una, nuevos milímetros por lado, y están hechas de yeso. “Pensamos en comprar de piedra, igual que el original, pero se nos iba el presupuesto”, justifican.

Solo algunos estudiantes conocían de la existencia del mosaico romano antes de comenzar este curso, explican las profesoras del IES Val Miñor: “Teníamos un alumno de Panxón que lo conocía, y una estudiante que decía que había hecho trabajos sobre él en el colegio, pero había otros que no sabían ni lo que era un mosaico”. Laura Álvarez asegura que lo más complicado fue cortar las piezas: “Lo dejamos para el último momento, nos daba miedo. No nos atrevimos hasta que un día llegó otra profesora con unas tijeras de podar y nos pusimos manos a la obra”.

La réplica del Mosaico de Panxón realizada por alumnos del IES Val Miñor

La réplica del mosaico romano de Panxón realizada por alumnos del IES Val Miñor / Marta G. Brea

El viaje de vuelta a casa

El 30 de noviembre de 2022, la Asociación para la Repatriación del Mosaico Romano de Panxón consiguió reunir el dinero suficiente para adquirir el mosaico del siglo III d. C. Este valiosísimo hallazgo arqueológico salió de España en el año 2000, adquirido en una subasta en Madrid por la galería de arte neoyorquina Carlton Hobbs.

La pieza cayó en el olvido hasta que, en 2018, Gonzalo Fernández-Turégano, vicepresidente de la asociación, se encontró con ella de forma casual. En la actualidad, el mosaico se encuentra resguardado en el almacén de tránsito de la galería de arte londinense Colnaghi, quien colabora de forma desinteresada con la asociación, a la espera de que se solucionen las trabas de importación propias de los países extracomunitarios.

La exención del IVA es crucial para evitar un gasto adicional de seis mil euros. Fernández-Turégano explica que hay dos opciones: pagar el IVA o acogerse a la exención: ”Tenemos derecho a la importación gratuita debido a que es un bien que va a pertenecer a la administración pública”. El Concello de Nigrán aportó cuarenta mil de los cincuenta y ocho mil euros necesarios para la compra del mosaico, el resto lo proporcionaron donantes particulares con interés en recuperar esta joya del patrimonio. La idea de la asociación es que el mosaico termine en manos del propio Concello de Nigrán, quien se encargará de exponerlo.

Carta al alcalde

Los alumnos del IES Val Miñor enviaron en primavera una carta a Juan Gonzalez, alcalde de Nigrán. En ella le explicaban su proyecto y que llevaban meses investigando sobre el mosaico: “Le decíamos que queríamos su ayuda para que, ojalá, antes de que nosotros termináramos la reproducción, el otro, el original, ya estuviera en el municipio”, explica Nuria Fernández. Según Laura Álvarez, Gonzalez “no tardó mucho en contestar, uno o dos días”, e instaba a la paciencia, que el mosaico estaba en Londres y se estaba trabajando en su repatriación.

Nuria Fernández destaca la relevancia de estas iniciativas: “Estoy segura de que los alumnos no van a olvidar nunca el mosaico”, señalando que son este tipo de actividades las que quedan grabadas en la memoria de los alumnos, a diferencia de muchas lecciones que se olvidan con el tiempo. 

Suscríbete para seguir leyendo