Rueda y Caballero sellan la paz: rescatan ampliar el túnel de Beiramar y desbloquean las pistas de Balaídos y la ETEA

Concello y Xunta se comprometen a actualizar el proyecto del vial más allá de O Berbés y firmar un convenio en el que costearán a partes iguales la reforma de las pistas de atletismo

Zona Franca contribuirá con un parking subterráneo en la Plaza de Armas

El tono “amable” y “constructivo” reinó en el encuentro, el primero de este tipo en nueve años

Primera reunión oficial entre Alfonso Rueda y Abel Caballero

Marta G. Brea

Víctor P. Currás

Víctor P. Currás

Nuevas caras, formas y tiempos para viejos compromisos. Casi nueve años después del último “cara a cara”, el alcalde de Vigo y el presidente de la Xunta han desempolvado varios proyectos bloqueados durante años en la ciudad por las posiciones enquistadas entre ambas administraciones. Sin embargo, la primera reunión entre Abel Caballero y Alfonso Rueda fue “francamente bien en la forma, siendo fluida, cómoda y sosegada, y en el fondo”.

Así definió el regidor el encuentro de más de 90 minutos con el jefe del ejecutivo autonómico en la sede de la Xunta de Montero Ríos. Acompañados por la primera teniente de alcalde, Carmela Silva, y la delegada autonómica en el área metropolitana, Ana Ortiz, ambos mandatarios repasaron la larga lista de temas en los que los reproches y acusaciones mutuas sirvieron como excusa hasta ahora, algo que parece quedar ya en el pasado.

“Ha cambiado el contexto de las relaciones, lo quiero decir así porque tuve la sensación de que está en serio”, resaltó Caballero al tiempo que apuntaba que, sin querer “hablar de nombres propios, es obvio que en la reunión una de las partes era nueva”. En la misma línea coincidía Rueda para resaltar que “fue constructiva y con tono cordial de principio a final”, algo “positivo y que los ciudadanos reclaman”, dijo al tiempo que destacaba que Vigo es “en muchísimos aspectos es motor de la comunidad” y que “ser rehenes proporciona pocas soluciones y eterniza los problemas”.

Aunque ambos comparecieron por separado –el primer edil se desplazó a Praza do Rei antes del mediodía– ambos se congratularon de los puntos de acuerdo, en los que la mayoría se refirieron a la mano tendida para proyectos y la creación de grupos de trabajo y sinergias. A su vez, se han comprometido a reunirse al menos una vez al año para realizar un seguimiento de estos temas.

  • Extender el túnel de Beiramar.

La prolongación del vial subterráneo más allá de la rotonda de O Berbés vuelve a la agenda pública municipal. Trece años después de que el proyecto promovido inicialmente por la Xunta de Touriño quedara paralizado por su coste y la oposición de la Autoridad Portuaria, ambas administraciones han acordado llevar acabo el “rescate” de este tema “central en la ciudad”, para Caballero.

La operación pasará por retomar el proyecto, actualizarlo, realizar el cálculo de costes y buscar la financiación para el mismo. En la misma deberán estar presentes el Puerto y el Gobierno, acordando la Xunta participar de una forma similar a la del túnel de O Parrote de A Coruña. Aunque Rueda indicó que está “en una fase muy inicial”, la regeneración urbana de este tramo cuenta con varios proyectos que podrían acelerarlo.

  • Pistas de atletismo de Balaídos

La historia interminable del deporte vigués fue la única certeza de la reunión. Tres lustros después del suscrito con el bipartito, Concello y Xunta realizarán un nuevo convenio para costear a partes iguales la reforma integral de las pistas de atletismo de Balaídos. Actualmente la redacción del proyecto básico y de ejecución está en su fase final, estimándose la inversión necesaria en más de 9 millones de euros.

Hasta ahora el gobierno autonómico había reservado una partida de 3 millones de euros para una “infraestructura ansiada y que será muy utilizada por deportistas de Vigo y toda la comarca, siendo uno de los principales centros de entrenamiento de toda Galicia por cantidad y calidad de atletas. Aunque Rueda apunta a que su deseo es “ejecutarla cuanto antes” y lo lógico y deseable es acompasarla con la nueva grada de Gol al otro lado de la rúa Olímpicos, el regidor cree que “eso se tendrá que ver”.

Rueda y Caballero sellan la paz: rescatan ampliar el túnel de Beiramar y desbloquean Balaídos y la ETEA

Rueda, Ortiz, Silva y Caballero en la reunión de este martes en la sede de la Xunta / Marta G. Brea

  • Desbloquear la ETEA.

La otra gran novedad de la cumbre en la delegación viguesa de la Xunta ha sido el desbloqueo de los terrenos de la ETEA con la incorporación de un nuevo actor. Zona Franca ha apuntado la necesidad de construir un aparcamiento subterráneo en la Plaza de Armas del complejo de Ríos, dando servicio al campus de la Universidade de Vigo y la residencia promovida por Amancio Ortega.

Se deberá suscribir un convenio a tres bandas “igual que el de la Avenida de Madrid” y el Concello permitirá la urbanización de los accesos. Caballero asegurá que “lo harán rápido” y que en los próximos días la Zona Franca, tras haber propuesto David Regades la idea, emitirá un borrador.

  • Vivienda.

El principal problema en Vigo durante los últimos meses y una de las grandes prioridades del nuevo gobierno gallego para esta legislatura también se saldó con un acercamiento. Ambas instituciones crearán un grupo de trabajo conjunto para abordar la vivienda con algún tipo de protección, el alquiler a gente joven o la construcción residencial social “en el sentido estricto” para personas en posición vulnerable.

Caballero reconoció que “hay una demanda enorme”, algo que obliga a “empezar de forma inmediata a hacer planteamientos y desarrollarlos”. Por su parte, Rueda lo celebró ya que “hay concellos que tienen la postura de que no es una política municipal”, por lo que el implicarse “es muy destacable” y lo agradece. El presidente reiteró la necesidad social ya que “para la gente lo de menos es quien es el titular de la vivienda pública”, por lo que están obligados a sumar esfuerzos y adelantar plazos.

  • “Trueque” entre Cíes y el transporte metropolitano.

El cambio de tono no excluye el regateo y la negociación. Mientras que el Concello reclama la retirada de la candidatura a Patrimonio de la Humanidad del Parque Nacional de Illas Atlánticas impulsada por la Xunta, ésta pide la inclusión de Vigo en consorcio del transporte metropolitano como contraprestación.

“Quedó en el aire y le daremos unas vueltas”, reflexionó el regidor al tiempo que indicaba que la candidatura de Cíes es “ganadora” y que ellos ya dedican 11 millones de euros al año al transporte urbano vigués, algo que “se tiene que visibilizar” aunque la concesión a Vitrasa es independiente de este acuerdo. Rueda insistió en que se puede ceder en sus posturas en estos temas “dentro de este nuevo clima”.

  • Área metropolitana.

La entrada de Vigo en el transporte autonómico genera un efecto mariposa sobre el área metropolitana, paralizada desde su creación en julio de 2016. Rueda insiste en que este es el “escollo principal” y confía en que “haya un acercamiento” aprovechando el nuevo clima. El alcalde se defiende asegurando que “hay una sentencia que dice que nosotros tenemos la razón pero se reventó en aquel pleno”, al tiempo que se reivindica como “el presidente de un área legalmente constituida” con otros 13 municipios.

Con una mano tendida y la otra detrás. El acuerdo entre Diputación y Xunta para comprar a Abanca el Teatro Cine Fraga no contará con la participación del gobierno municipal en la primera fase. Aunque Caballero propuso la participación a cuatro bandas con Zona Franca, el avanzado estado de la operación adelantada por FARO el domingo hace que “llegue tarde” para la compra. Aún así, Rueda considera “conveniente que el Concello esté y participe” en el nuevo diseño y la programación cultural en él.

  • Señalización del Camino.

Si hay una medida que destacó Rueda “por carácter simbólico e importancia real” es la señalización del Camino de Santiago a su paso por Vigo, dejando de ser así “la única ciudad de Europa que no lo tiene”. El presidente gallego recordó la “enorme cantidad de peregrinos” del itinerario portugués que aprovechan todo lo que ofrece la ciudad, tal y como destacaron los hosteleros tras el récord de mayo.

Caballero explicó que se realizará a través de “grandes pantallas” en los MUPIs que ya se encuentran en fase de licitación. “No nos negamos en absoluto, pero no queremos que sea una zona de paso”, justificó al tiempo que avanzaba que los paneles tendrán información además del emblema oficial.

  • Conciertos.

La fiebre por el Xacobeo llegará también a Vigo, al menos en lo que a conciertos se refiere. Dentro de la “Década Xacobea” que se extiende durante los años santos de 2021, 2027 y 2032, la Xunta y el Concello financiarán a partes iguales grandes eventos musicales en Vigo. La programación irá in crescendo y permitirá replicar en la ciudad festivales como los que ya se organizan en A Coruña y Santiago. Rueda avanzó que las deducciones fiscales que se aprobarán en el Consejo Jacobeo de esta semana en Pamplona abrirán la puerta a que las promotoras presenten sus propuestas para “grandes eventos, que “el año que viene podremos empezar a programar con fuerza”, aseguró.

  • Infraestructuras.

Obras como la Salida Sur ferroviaria, la conexión de Alta Velocidad con Ourense y la Meseta, la autovía en túnel a Porriño o el Corredor Atlántico beneficiarán a Vigo y al resto de Galicia. Es por ello que Xunta y Concello “harán frente común y un seguimiento conjunto” de ellas según explicó el líder popular, mientras que el socialista lo celebró ya que “ir juntos en esto nos dará más fuerza con independencia de la fuerza que yo tenga con el Gobierno” de Sánchez.

  • Red viaria autonómica.

También habrá un grupo de trabajo para “todas las obras y mejoras en la red viaria de la Xunta que tiene que ver con Vigo”, según detalló el alcalde. Además de las nueve vías como la carretera de Baiona, la Avenida de Galicia o la conexión con A Balsa, ambas administraciones abordarán la financiación de los nuevos viales previstos en el PXOM y se coordinarán para la ejecución de obras. Un ejemplo de ello será en la Avenida de Castrelos, donde la Xunta está humanizándola pero el abastecimiento y el saneamiento obligarán “abrirla” de nuevo en el futuro.

  • Abastecimiento de agua.

Para Caballero también es vital “seguir abordando el problema de la sequía y el abastecimiento de agua” ya que afecta a todo el área de influencia viguesa. Aunque la nueva ETAP de O Casal permite aprovechar el embalse de Eiras,el regidor pide “retomar la solución definitiva” que pasa por la creación de una segunda presa en el Oitavén ya que el trasvase del Miño no es compatible con la nueva potabilizadora. Rueda matiza que es una discrepancia “entre técnicos” de las administraciones y garantiza la búsqueda de un acuerdo. “A la gente de Vigo les importa tener la garantía de que tendrán agua potable, con y sin sequías; vamos a ver la mejor fórmula”, concluyó.

  • Rutas aéreas.

Donde no hubo ningún tipo de acuerdo es en la promoción de nuevas conexiones aéreas desde Peinador. Tras iniciar en abril un frente común con A Coruña y Santiago para ello, el Concello propuso que se subvencionara al 50% la creación de nuevas ruta, algo a lo que Rueda se opuso de forma tajante. “Desde 2012 no colaboramos con ninguna línea aérea de ningún aeropuerto. Esa actitud no cambió porque consideramos acertada”, resumió el presidente al tiempo que le pedía al primer edil vigués que dejara de repetir ese mantra.

Primera reunión oficial entre Alfonso Rueda y Abel Caballero

Primera reunión oficial entre Alfonso Rueda y Abel Caballero / Marta G. Brea

Peregrinos, astilleros y Xacobeo para el intercambio de presentes

El encuentro finalizó con un intercambio de presentes entre ambas administraciones como muestra de la buena voluntad. Rueda entregó una figura de Sargadelos de un peregrino –algo “intencionado” según reconoció– además de una cazadora del Xacobeo del gobierno autonómico. Aunque Caballero aseguró que la talla M no le entraría, la recogió al tiempo que le daba una figura del escudo de la ciudad “hecha en los astilleros”, poniendo en valor el metal vigués