Los trabajadores de las ambulancias de Vigo, Cangas y Moaña convocan una huelga indefinida durante el verano

Ambulancias del Atlántico no puede hacer frente al pago del finiquito ni al abono de las deudas por nóminas mal calculadas durante 2024, ha comunicado la Consellería de Sanidade a los representantes sindicales

Una de las ambulancias del 061, con pintadas contra el dueño de Ambulancias del Atlántico.

Una de las ambulancias del 061, con pintadas contra el dueño de Ambulancias del Atlántico. / FdV

El conflicto laboral que los trabajadores de las ambulancias de Vigo, Cangas y Moaña está lejos de solucionarse y este mismo martes, los sindicatos (CIG, CC OO y USO) han anunciado la convocatoria de una huelga indefinida durante la campaña de verano.

En un comunicado, han recordado que tras las "duras movilizaciones y una huelga de por medio", la Consellería de Sanidade se vio obligada el pasado mes de mayo a lanzar un concurso de emergencia para retirar el servicio a la anterior concesionaria, Ambulancias del Atlántico, y otorgárselo a una nueva empresa, Emersan-Saluser.

Este cambio propició cierta estabilidad en la prestación del servicio de urgencias sanitarias pero no ha sido suficiente. Este mismo lunes, Sanidade se reunió con los representantes sindicales y les comunicó que Ambulancias del Atlántico no puede hacer frente al pago del finiquito de los 103 trabajadores y tampoco al abono de las deudas por nóminas mal calculadas durante 2024.

Los representantes de los trabajadores afirman también que Emersan-Saluser se niega a abonar la 'paga de regularización de convenio colectivo', pese a que la compañía recibirá la cantidad íntegra del Sergas este mes de junio. Esta paga, que asciende a 1.725 euros por trabajador, corresponde a la subida de convenio colectivo del período íntegro de 2023 y los tres primeros meses de 2024.

Los sindicatos también denuncian que, contrariamente a lo negociado durante los últimos meses, los responsables del 061 y la Consellería matizan ahora que la Xunta no intervendrá Ambulancias del Atlántico y que, "como mucho, intervendrá el servicio".

Así, la actuación de la empresa pública Tragsa, que en un principio se iba a encargar de las tareas de dirección y administración de la empresa del catalán Carlos Simón, se limitará a instalar un punto de atención en el Hospital Nicolás Peña de Vigo para que el personal pueda resolver las dudas que tenga sobre las cantidades que se le deben.

"A día de hoy, la situación que se puede dar debido al cambio de empresa es que cuando alguien se vaya de vacaciones se le descuente medio mes de salario y aún se le deba el finiquito de la empresa anterior, los retrasos y la paga de regularización", apuntan los representantes de los trabajadores. "Se nos debe dinero y se nos descuenta aún más por un derecho fundamental", denuncian.

Huelga indefinida y movilizaciones

Por todo ello, los representantes sindicales de CIG, CC OO y USO celebraron ayer una asamblea urgente en la que aprobaron por unanimidad la convocatoria de una huelga indefinida y un calendario de movilizaciones, medida que se le comunicará oficialmente a Emersan-Saluser mañana miércoles.

"El hecho de que la huelga coincida con la campaña de verano en la que el servicio del 061 se encuentra ya de por sí desbordado por el aumento de población visitante en Galicia y por la falta de refuerzo en las ambulancias, podría provocar un completo colapso del servicio", han advertido a la dirección del 061.