El Supremo revisa en julio la sentencia del crimen machista de Gondomar

La acusación particular recurrió en su lucha para que se aplique el ensañamiento

Marta Fontán

Marta Fontán

Valentín Alonso Becerra, el sexagenario que en 2020 asesinó a cuchilladas a su esposa Soledad Rey Valverde en Gondomar, fue condenado a 21 años de prisión por este crimen. La sentencia dictada por la Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo, en base al veredicto del jurado popular, fue ratificada por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). Ahora este caso está en el Tribunal Supremo, que tras admitir a trámite el recurso de casación presentado por la acusación particular, ha señalado la jornada de deliberación y fallo para este próximo mes de julio.

La víctima tenía 21 heridas de arma blanca. Varias de ellas fueron puñaladas de gran violencia. El tribunal popular aprecio alevosía, pero no ensañamiento, y la abogada que representa a los dos hijos de la fallecida y el agresor ha llegado hasta el Supremo para luchar para que se aplique esta circunstancia agravante. También peleará por una mayor indemnización para los hijos.